Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere por la infección de una bacteria comecarne tras sacarse la muela del juicio

Benjamin LaMontagneBenjamin LaMontagne's family

Un joven de 18 años murió de una infección bacteriana, rara y agresiva después de una operación rutinaria de cirugía oral. Benjamin LaMontagne, de Portland, EEUU, falleció dos días después de que le sacaran una muela del juicio. El examen forense concluyó que había contraído 'fascitis necrotizante, comúnmente conocida como "bacteria comecarne", que destruye e infecta los músculos, la grasa y el tejido de la piel.

Benjamin LaMontagne, el joven de 18 años de edad, estudiante del Instituto Cheverus, en Portland,  murió en febrero pasado, después de la operación dental considerada de rutina, según publicó un periódico local estadounidense.
El joven por una infección bacteriana rara, agresiva que inflamó la mandíbula y el cuello, según el informe publicado por la Oficina del Médico Forense del Estado.
El informe médico revelado esta semana indica como causa de la muerte la fascitis necrotizante cervical, comúnmente llamada "bacteria carnívora".
El joven murió el 22 de febrero, dos días después de que fuera operado de una muela del juicio.
De acuerdo con los datos médicos, LaMontagne, sufrió la inflamación de la mandíbula izquierda y esta se extendió a los ojos. No podía tragar ni ingerior alimentos.
La noche en que murió, el joven se encontraba muy debilitado. Apenas podía tenerse en pie y necesitó la ayuda de su madre para llegar al baño.
La madre fue a buscarle ropa limpia y al regresar lo encontró apoyado en el inodoro respirando con dificultad  y ya no respondía a sus estímulos, ni podía hablar.
La mujer llamó a los servicios de urgencia, que lo declararon muerto poco después en la propia casa.
El padre del adolescente fallecido, Peter LaMontagne no quiso hacer más comentarios, y no quiso identificar al cirujano oral que operó al adolescente. Además dijo que la familia no tiene planes de emprender acciones legales contra el médico.

Aproximadamente una de cada 20 personas que se someten a una cirugía oral experimentan algún tipo de infección, dijo el doctor Thomas Dodson, profesor y presidente del Departamento de Cirugía Oral y Maxilofacial de la Universidad de Washington.
Sin embargo, la gran mayoría causadas por las muchas bacterias que pueblan la boca y la gargant, son tratables con antibióticos por vía oral.