Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una pelea entre pasajeros obliga a un avión a desviar el rumbo y aterrizar prematuramente

Una mujer mayor fue golpeada en la cabeza mientras que una azafata fue incluso abofeteada. El altercado, entre un grupo de pasajeros, obligó a desviar el rumbo de uno de los aviones de Ryanair que el pasado jueves cubría la ruta entre Bruselas y Malta. Dada la gravedad del suceso, el comandante anunció por megafonía que los hechos eran intolerables y que iban a aterrizar en la ciudad italiana de Pisa. La publicación The Sun recoge el testimonio de ingeniero de software que grabó la escena, Tommy Engerer, que contó cómo los agresores se dedicaron a pegar a todo el mundo a su alrededor. Finalmente, fueron reducidos y el avión aterrizó en Italia.