Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El policía atrincherado en un restaurante de Alcobendas se suicida de un disparo

El policía atrincherado en un restaurante de Alcobendas se suicida de un disparoEFE

El inspector de policía que se atrincheró en un restaurante chino de Alcobendas amenazando con suicidarse, tras más de 8 horas en donde la policía intentó mediar con negociadores y psicólogos, ha terminado con su vida pegándose un tiro, tal y como ha confirmado el Ayuntamiento de Alcobendas. Aunque los servicios sanitarios han intentado reanimarle, nada han podido hacer por él.

El agente lllegó a primera hora de esta tarde al restaurante Yin He, situado en el número 123 de la calle Marques de Valdavia, donde sacó su arma reglamentaria amenazando con suicidarse allí mismo.
Fue entonces cuando los dueños alertaron a la Policía y tanto los comensales como los trabajadores del local salieron a la calle. Hasta el lugar se acercaron dos negociadores y dos psicólogos de la Policía Nacional y miembros de los GEO. También una ambulancia del Summa en modo preventivo.
El suceso tuvo su inicio entre las 14.30 horas y las 15.30 horas, cuando el policía atrincherado estaba comiendo solo y de forma tranquila en el restaurante y, al entrar otros agentes, sacó su pistola, según explicaron el propietario y un empleado del lugar.
El edil de Seguridad de Alcobendas, Luis Miguel Torres, confirmó que en el interior del establecimiento se produjeron tres disparos pero no hubo heridos ni toma de rehenes.

Durante más de 8 horas con el lugar acordonado, los negociadores interon calmar al inspector de policía, de 45 años y destinado en la división de la Formación y Perfeccionamiento de la Policía Nacional, según informan fuentes policiales. Sin embargo, finalmente, ha terminado disparándose y acabando con su vida, tal y como ha confirmado el ayuntamiento de Alcobendas.
Al parecer y según las mismas fuentes, afrontaba un problema "personal", motivo del trágico final. En su historial no constaba que tuviese problemas mentales ni ningún tipo de adicción.