Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Atrincherada con sus hijos

Con una mano abraza a uno de sus hijos y con la otra no se separa del teléfono. Lleva 24 horas atrincherada en su casa desobedeciendo el mandato de un juez. Su ex marido, este hombre, en un juicio en Portugal ha obtenido la custodia temporal de los pequeños y el juez español tiene que ejecutar la sentencia. No está sola, anoche decenas de vecinos impedían que la policía se llevara a los menores. Hubo empujones, cargas, golpes, pero al final los agentes tuvieron que retirarse. Ella denunció a su ex-marido por malos tratos pero la justicia portuguesa lo desestimó. Ahora pegada al móvil y a sus hijos espera que los nuevos recursos de urgencia presentados por su abogado eviten que se marchen con su padre.