Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un atracador armado acaba humillado en Estados Unidos

Esta es la secuencia de un delirante atraco, el ladrón lleva capucha, pero va con la cara destapada. Se acerca al mostrador y paga un refresco y a partir de aquí, comienza la escena. La pistola se le queda enganchada en la sudadera, y cuando consigue sacarla apunta directamente a la cabeza de la dependienta. Pero nunca se sabe cómo uno va a reaccionar porque esta mujer se enfrenta a manotazos a este delincuente frustrado. No solo evita el robo sino que le acaban pegando en la cabeza con la misma caja que quería robar. A la fuerza la dependienta se convierte en protagonista indiscutible del suceso, que acaba con una persecución, martillo en mano. El atracador no ha tenido suerte ni en la huida porque ha terminado detenido por la policía.