Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La atmósfera seguirá inestable en el Mediterráneo y comenzará a llover a mitad de la semana por el oeste

La atmósfera seguirá algo inestable en el Mediterráneo aunque las precipitaciones irán tendiendo a remitir este martes mientras que el miércoles un frente llegará a la Península por el oeste y comenzará a afectar a Galicia y el extremo suroeste peninsular, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que prevé que las heladas se mantendrán en el interior peninsular.
Según ha explicado a Europa Press la portavoz de la AEMET, Ana Casals, este martes seguirán las precipitaciones en Baleares y serán de nieve por encima de 700 metros al principio del día, aunque la cota irá ascendiendo hasta los 1.200 metros. Tampoco descarta que puedan producirse tormentas, aunque ha apuntado que las precipitaciones en el archipiélago tenderán a remitir mañana.
Por otro lado, ha añadido que también se prevén chubascos en Melilla y que habrá precipitaciones en el norte de las islas canarias de mayor relieve y nubes bajas en el Estrecho y en el Cantábrico oriental, en el Alto Ebro y en Castilla y León. En el resto del país, según la portavoz, los cielos estarán poco nubosos aunque irán apareciendo intervalos nubosos al final del día en el noroeste de la Península y en Cataluña.
También volverán de nuevo los bancos de niebla matinales, que serán probables en la meseta norte y posibles en la meseta sur, en los valles de Cataluña y en zonas de Andalucía.
Respecto a las temperaturas, ha pronosticado que subirán en el área mediterránea y en las montañas de la mitad norte, pero se mantendrán las heladas nocturnas "en casi todo el interior peninsular" menos en el suroeste.
Casals prevé que estas heladas serán más intensas cuanto más al norte y que se podrá descender a valores de entre -10 a -15 grados centígrados en las zonas más altas y de entre -4 a -6 grados centígrados en zonas de Castilla y León, Guadalajara y Cuenca mientras que en la meseta sur el mercurio descenderá a entre 0 y -4 grados centígrados.
Los vientos soplarán fuertes o con intervalos de fuerte y de componente norte en Baleares y en puntos del litoral catalán, mientras en Canarias soplarán intervalos del noreste con intervalos fuertes.
También ha destacado las temperaturas "significativamente bajas" en Pirineos, Castilla y León y en el sistema Ibérico oriental, donde las máximas más altas serán de 6 a 8 grados centígrados.
Sobre el miércoles, la portavoz espera que sigan las temperaturas bajas y que en Baleares y en el este de Cataluña los cielos estarán cubiertos y con precipitaciones que podrían ir acompañadas de tormentas.
En el este de la Península y de Baleares se podrán dar de forma más débil y aislada en el resto de Cataluña, norte de Aragón y Comunidad Valenciana. A ese respecto ha aclarado que en esas zonas no tendrán intervalos nubosos, pero en esos sitios podría llover.
Asimismo, en Galicia y Extremadura tendrán cielos pocos nubosos e irán aumentando a intervalos nubosos al principio del día pero la nubosidad se irá extendiendo porque ese día comenzará a entrar un frente atlántico. También ha apuntado que ese día también se podría producir alguna lluvia débil y dispersa en esas zonas de Extremadura y Galicia.
Por otro lado, ha agregado en el Cantábrico oriental y en el Alto Ebro habrá intervalos nubosos por la mañana y en el resto de la península estará poco nuboso o despejado. En Canarias se esperan intervalos nubosos y podría haber alguna lluvia débil y ocasional en las islas occidentales.
El miércoles las precipitaciones serán en forma de nieve en cotas que van de 0 a 600 metros y subirá a la cota de 200 a 600 metros en el noreste peninsular; nevará en la cota de 400 a 1.000 metros en la Comunidad Valenciana y entre 900 y 1.200 metros en Baleares.
Las temperaturas descenderán en el tercio noreste peninsular y seguirán las heladas en la mayor parte del interior peninsular menos en el suroeste y serán más intensas en el norte y en las zonas altas. Los vientos soplarán con intervalos fuertes en el Ampurdán.
De cara al jueves, Casals ve que "todavía queda alguna probabilidad" de precipitación en Baleares, Cataluña, este de Aragón y norte de Valencia y pueden estar acompañadas de tormentas durante la madrugada.
Ese mismo día en el oeste de la Península se esperan lluvias en el oeste de Galicia, extremo occidental de Andalucía, sobre todo en la segunda mitad del día. También ha señalado que el jueves irá aumentando la nubosidad de forma progresiva desde el oeste al este y no se descartan lluvias en el resto de la mitad oeste peninsular.
En cuanto a Canarias, la portavoz espera un jueves parecido al día anterior, pero añade que las lluvias se podrían extender, con menor intensidad, a las islas orientales. La cota de nieve se situará entre 1.000 y 1.300 metros en Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares y a partir de 1.500 metros en el resto de la Península.
Las temperaturas comenzarán a descender ese día en el tercio occidental y en el sureste y subirán en el noroeste y Baleares, a medida que se va marchando la nubosidad. En el resto del país prevé pocos cambios y los vientos no serán muy significativos.
De cara al viernes, Casals ha anunciado que habrá precipitaciones generalizadas en la Península y en Baleares que podrán ir acompañadas de tormentas, que serán más intensas en el litoral y oeste de Galicia y en el centro sur y nordeste de la Península. También podrán ser localmente fuertes o persistentes en el norte de Cataluña y Aragón, en el área del Estrecho y en el norte de Alborán.
La portavoz contempla que esas precipitaciones serán en forma de nieve en muchas zonas de la mitad norte de la Península y en las sierras del sudeste peninsular. Mientras, en Canarias se prevén intervalos nubosos y precipitaciones en las islas ocasionales.
Las precipitaciones serán en forma de nieve entre 800 y 1.200 metros en la mitad norte; entre 1.000 y 1.300 metros en el sudeste y en el resto de la mitad sur, entre 1.100 y 1.400 metros pero irá descendiendo a 900 a 1.100 metros de altura.
El viernes el mercurio subirá en el valle del Ebro y Pirineos y descenderá en Andalucía, al tiempo que las nocturnas subirán en todo el país. "Las heladas serán menos intensas y también serán menos extensas, ya que afectarán principalmente a la mitad norte y a las sierras del sudeste peninsular y serán más altas en las zonas montañosas", ha precisado.
Finalmente, de cara al fin de semana Casals considera que habrá una tendencia generalizada a disminuir las precipitaciones, aunque el sábado aún podría llover y el domingo se restringirán al área mediterránea.