Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las vidas truncadas en el atentado a la discoteca en Estambul

El Daesh reivindica el atentado en la noche de Año Nuevo en una discoteca en Estambul. El terrorista huido asesinó a tiros a 39 personas de diferentes nacionalidades, la mayoría turistas que eligieron la ciudad del Bósforo para su noche de fiesta. Hoy las familias y la ciudad turca llora a los muertos. Detrás del número hay muchas historias, desde la de la joven israelí de 18 años que pasaba su primer año nuevo lejos de la casa familiar hasta la de Avis Risvi, un productor indio de Bollywood. El horror de la masacre ha dejado escenas de dolor en esta treintena de vidas truncadas.