Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ata a su exmujer a las vías del tren para que sea atropellada junto a él

Ata a su exmujer a las vías del tren para que sea atropellada junto a élREUTERS

Guillaume Grémy, un hombre de 37 años, ató a su exmujer a las vías del tren en la localidad de Beauvilliers, localidad en el norte de Francia, para que fuera atropellada por un convoy. Al llegar el tren, él también saltó para que ambos murieran juntos. Ambos tenían cuatro hijos en común, y el día del trágico suceso era el cumpleaños de ella, Émilie Hallouin, de 34 años.

Tan trágico como macabro es el suceso que ha dejado en shock a los habitantes de Beauvilliers, una localidad ubicada en el norte de Francia.
Aquí, un hombre identificado como Guillaume Grémy, de 37 años de edad, ató a su mujer a las vías del tren con “una cinta aislante de polietileno” en el mismo día en que cumplía sus 34 años.
Tras ello, esperó a que se aproximara un tren de alta velocidad (capaz de alcanzar los 321km/h) y saltó a las vías para que ambos acabaran siendo atropellados.
“La mujer, de 34 años, había sido atada a las vías del tren con una cinta adhesiva resistente anes de morir, mientras que el hombre no”. “Fue el acto de un hombre que había estado sufriendo una grave y larga depresión. Hemos conocido que estaban separados desde hacía tres años y el hombre estaba desesperado por volver con su mujer, la cual no quería”, explicó la policía, en declaraciones recogidas por Mirror.
La fallecida, Émilie Hallouin, que compartía cuatro hijos con Grémy, había sido atada por los tobillos y las muñecas, y tras el trágico suceso encontraron sus restos después de haber sido triturada por el tren, al igual que los del hombre, que se encontraban varios centenares de metros más allá. El convoy iba tan rápido que le llevó más de 3 kilómetros parar después del impacto, especificaron las autoridades.
El hallazgo del coche con el que llegaron al lugar sirvió para esclarecer el terrible suceso e identificar rápidamente a las víctimas.