Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un asteroide con rasgos de cometa se acercará a la Tierra el 25 de febrero de 2017

Un asteroide con rasgos de cometa se acercará a la Tierra el 25 de febrero de 2017NASA/JPL-CALTECH

La misión NEOWISE de la NASA ha descubierto recientemente algunos objetos celestes que viajan por nuestro vecindario, incluyendo uno en la línea borrosa entre el asteroide y el cometa. El llamado 2016 WF9, de 500 a 1.000 metros de diámetro, se acercará a la órbita de la Tierra el 25 de febrero de 2017 a una distancia de 51 millones de kilómetros, lo que no supone una amenaza.

Un objeto llamado 2016 WF9 fue detectado por el proyecto NEOWISE. Está en una órbita que lo lleva a un recorrido panorámico de nuestro sistema solar. En su mayor distancia del Sol, se aproxima a la órbita de Júpiter.
A lo largo de 4,9 años terrestres, viaja hacia el interior, pasando por debajo del cinturón de asteroides principal y la órbita de Marte hasta que oscila justo dentro de la propia órbita de la Tierra. Después de eso, se dirige hacia el sistema solar exterior. Los objetos en estos tipos de órbitas tienen múltiples orígenes posibles; podría haber sido un cometa, o podría haberse desviado de una población de objetos oscuros en el cinturón de asteroides principales.
2016 WF9 se acercará a la órbita de la Tierra el 25 de febrero de 2017. A una distancia de 51 millones de kilómetros de la Tierra, este paso no lo traerá particularmente cerca. La trayectoria de 2016 WF9 es bien entendida, y el objeto no es una amenaza para la Tierra en el futuro previsible.
Un objeto diferente, descubierto por NEOWISE un mes antes, es más claramente un cometa, liberando polvo al acercarse al Sol. Este cometa, C/2016 U1 NEOWISE, "tiene una buena posibilidad de ser visible a través de un buen par de binoculares, aunque no podemos estar seguros porque el brillo de un cometa es notoriamente impredecible", dijo Paul Chodas, dedicado al estudio de objetos cercanos a la Tierra en el Jet Propulsion Laboratory. Según publica Universe Today, ese cometa podrá ser visible a simple vista a mediados de enero.
NEOWISE es el cazador de asteroides y cometas que ha seguido a la misión del observatorio espacial Wide-Field Infrared Explorer (WISE). Después de descubrir más de 34.000 asteroides durante su misión original, NEOWISE fue sacado de hibernación en diciembre de 2013 para encontrar y aprender más sobre asteroides y cometas que podrían representar un peligro de impacto para la Tierra. Si 2016 WF9 resulta ser un cometa, sería el décimo descubierto desde la reactivación. Si resulta ser un asteroide, sería el número cien descubierto desde la reactivación.
Lo que los científicos de NEOWISE saben es que 2016 WF9 es relativamente grande: de aproximadamente 0,5 a 1 kilómetro de diámetro.
También es bastante oscuro, reflejando sólo un pequeño porcentaje de la luz que cae sobre su superficie. Este cuerpo se asemeja a un cometa en su reflectividad y órbita, pero parece carecer de la característica nube de polvo y gas que define un cometa.
"2016 WF9 podría tener orígenes cometarios", dijo el investigador principal adjunto James "Gerbs" Bauer en Jet Propulsion Laboratory. "Este objeto ilustra que la frontera entre asteroides y cometas es borrosa, tal vez con el tiempo este objeto ha perdido la mayoría de los volátiles que permanecen en o justo debajo de su superficie".