Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los asesinos adolescentes que mataron a familiares y amigos

Andrés Rabadán también utilizó la ballesta para asesinar a su padre. Ocurrió en los años 90 y la enfermedad mental podría estar detrás de este crimen. Imposible olvidar de este caso. Rabadán de16 años padecía una psicosis epiléptica y asesinó a sus padres y hermana en Murcia. Pasó siete años en un centro de internamiento. Raquel e Iria también eran menores de edad cuando asesinaron a su compañera Clara de varias puñaladas en este descampado.  Otro caso similar en Toledo: El cuerpo de la pequeña Cristina de 14 años aparecía en una fosa de Seseña y la responsable resultó ser una compañera de instituto de sólo 14 años. La pena impuesta. Cinco años de reclusión y tres de libertad vigilada.