Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un joven asesina a su compañero de clase y difunde un "selfie" con el cadáver

Un joven asesina a su compañero de clase y difunde un "selfie" con el cadáverInformativos Telecinco

Maxwell Marion Morton de Jeannette, de Pensilvania (EEUU), ha sido acusado de asesinar a un compañero de clase y difundir un “selfie” con el cadáver por 'Snapchat'. Morton envió la imagen a un amigo, que la guardó en su teléfono antes de que se eliminara automáticamente. El amigo mostró la foto a su madre antes de denunciar a la policía. El chico, pese a tener 16 años, ha sido acusado como adulto de asesinato en primer grado, homicidio y posesión ilegal de un arma de fuego.

Las autoridades dicen que el chico de 16 años, Maxwell Marion Morton de Jeannette, disparó en la cara a su compañero de clase Ryan Mangan, de 16 años, antes de hacerse una foto con el cuerpo sin vida del adolescente y subirlo a 'Snapchat', una aplicación de teléfono que permite a los usuarios enviar imágenes que se eliminan unos segundos después de recibirlos, tal y como publica Pittsburgh Tribune-Review.
Morton envió la imagen a un amigo, que la guardó en su teléfono antes de que se eliminara automáticamente. El amigo mostró la foto a su madre antes de denunciar a la policía.
"Recibimos una copia de la foto que mostraba a la víctima sentada en la silla con una herida de bala en la cara", afirma el cuerpo de policía, según el Tribune-Review. "También aparecía un joven negro que realizaba la autofoto y la víctima detrás. La foto tenía el nombre ‘Maxwell' en la parte superior ".
La policía también dice que el amigo recibió más mensajes de texto de Morton, diciendo: "Te  dije lo haría" y "Ryan no es el último”.
Morton, estudiante de secundaria y jugador del equipo de fútbol de la escuela, confesó haber matado a Mangan después de que la policía encontrara una pistola de 9 milímetros escondida en su casa. Ha sido acusado como adulto de asesinato en primer grado, homicidio y posesión ilegal de un arma de fuego.

El Fiscal de Distrito, John Peck, dijo que durante sus 30 años ejerciendo, nunca había conocido a un asesino que se hubiera hecho un autorretrato con la víctima. Pero afirma que “fue una pieza clave de evidencias que llevó a los investigadores a la parte demandada”.