Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fuego ha arrasado en agosto 35.268 hectáreas, más del 80% de toda las superficie quemada en 2016

El fuego ha arrasado en agosto un total de 35.268 hectáreas, hectáreas, lo que representa el 80,11 por ciento toda la superficie arrasada en 2016, según datos del Ministerio de Agriculura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), hasta el 28 de agosto de 2016. Sólo en la cuarta semana de agosto ardieron 4.455 hectáreas.
En todo el año, han ardido 39.724,13 hectáreas, una cifra que sigue lejos de lo quemado el año pasado en el mismo plazo (73.013) y en la media del decenio (41.801). De hecho, se mantiene con el tercer año mejor de la década en materia de incendios. En concreto, en lo que va de 2016 se ha quemado el 45,59 por ciento que el año pasado por las mismas fechas (73.013,62 hectáreas) y poco más de la mitad que la media del decenio (78.743,16 hectáreas).
Sin embargo, lo que ya es igual este año que en 2015 es la cifra de grandes incendios forestales, con 13 fuegos que han superado las 500 hectáreas. En total hasta el 28 de agosto se han producido un total de 5.990 fuegos, frente a los 9.774 siniestros de la media del decenio.
De estos, 4.548 fuegos, las tres cuartas partes aproximadamente no superaron la hectárea de superficie afectada y se quedaron en conato, frente a los 1.442 que pasaron a la categoría de incendio (más de una hectárea quemada), de los que 13 fueron grandes incendios.
En total, el fuego ha afectado este año al 0,144 por ciento de la superficie nacional. De estos, un total de 2.974 hectáreas quemadas eran pastos y dehesas, 18.989 hectáreas de superficie arbolada y 17.760 hectáreas de superficie matorral y monte abierto.
Por áreas geográficas, el noroeste concentra el 41,02 por ciento de los siniestros; seguido del 33,41 por ciento de los fuegos que se han producido en las comunidades interiores; el 24,32 por ciento en el Mediterráneo y el 1,25 por ciento en Canarias.
En cuanto a la superficie arbolada, el 37,18 por ciento ardió en el noroeste; el 23,85 por ciento en el Mediterráneo; el 22,66 por ciento en Canarias y el 16,31 por ciento en las comunidades interiores.
Respecto a la superficie forestal, el 35,25 por ciento se quemó en el noroeste; el 26,45 por ciento en el Mediterráneo; el 26 por ciento en las comunidades interiores y el 12,30 por ciento en Canarias.