Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arran niega estar en contra del turismo a pesar de proponer su nacionalización en Cataluña

Arran niega estar en contra del turismo a pesar de proponer expropiar hoteles y Port AventuraEFE

Arran ha negado este domingo que esté en contra del turismo sino del modelo turístico porque este destruye el territorio. La organización juvenil anticapitalista justifica así su propuesta de expropiar las principales empresas y activos turísticos del país con el objetivo de "poner los beneficios económicos que generan al servicio de toda la población".

 

 

A esta propuesta se suman otras como el abandono de la emisión licencias de actividad para hoteles y empresas vinculadas al turismo, la mejora de las condiciones laborales, el aumento de los impuestos a las empresas del sector turístico y la prohibición de las empresas relacionadas con el alquiler de pisos turísticos como Airbnb.
Igualmente, la entidad ha denunciado un sistema turístico que "responde a un modelo capitalista que está concentrando los beneficios en muy pocas manos y provocando la destrucción de nuestro territorio" y ha lamentado la subida del precio del alquiler a raíz del modelo turístico actual.
En un comunicado, recogido por Europa Press, han negado que actúen contra el turismo como fenómeno sino que el problema es el actual modelo turístico "que responde a un modelo capitalista que está concentrando los beneficios en muy pocas manos y está provocando la destrucción del territorio".
"Está haciendo aumentar los precios del alquiler hasta el punto de que nos expulsa de nuestros barrios, alejando a las personas de sus redes familiares y de apoyo", han asegurado, y a lo que han añadido lo que consideran trabajos precarios que genera.
El colectivo independentista ha criticado el uso del término 'turismofobia' para referirse a sus acciones tachándolo de "concepto inventado que intenta desvirtuar una lucha completamente legítima y acusa a cualquier persona que se pronuncia contra la masificación turística de estar en contra de los turistas".
Según Arran, sus acciones --que incluyen pintadas, pinchar ruedas de medios de transporte para turistas y manifestaciones-- son "necesarias" para dar visibilidad a sus exigencias y poner a debate el modelo turístico.