Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los antidisturbios usaron gases lacrimógenos para dispersar a los violentos

Llegan nuevas imágenes de la batalla campal del sábado en Madrid. Los antidisturbios lanzan tres botes de gases lacrimógenos, que provocan picor en los ojos y así impiden que les sigan tirando piedras. El uso de este gas es legal, pero solo en situaciones de máximo riesgo. Pero heridos no solo hubo entre los policías, también entre los manifestantes. Uno joven cuenta que ha perdido un testículo tras impactarle una pelota de goma.