Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un anticuerpo permite tratar con inmunoterapia a tumores que hasta ahora no respondían

Un gran número de investigadores del Vall d'Hebron Instituto de Oncología (Vhio) participan estos días en el congreso anual de la American Society of Clinical Oncology (Asco), celebrado en la ciudad estadounidense de Chicago, en el que han dado a conocer este lunes la investigación sobre un nuevo anticuerpo que permite tratar con inmunoterapia a tumores que hasta ahora no respondían.
Se trata de dos estudios, uno en fase I-a y otro en I-b, sobre el agente RO6958688 que ha explicado el doctor Josep Tabernero durante la sesión de terapias en desarrollo e inmunoterapia del Asco, ha informado el Hospital Vall d'Hebron en un comunicado.
Los resultados de estos estudios revelan que el anticuerpo bioespecífico contra el antígeno carcinoembrionario y el receptor de célula T ha demostrado contar con un perfil favorable de efectos secundarios a la vez que una eficacia prometedora incluso en tumores que son habitualmente resistentes a tratamientos de inmunoterapia.
El RO6958688 funciona a modo de nodo que facilita la interacción de los linfocitos T antitumorales con las células tumorales que expresan la proteína CEA, que está presente en el tumor.
Tanto en modos experimentales como en estudios en fase I-a y I-b realizados con pacientes, el tratamiento experimental ha demostrado, administrado solo o con atezolizumab, ser capaz de dirigir los linfocitos de algunos pacientes hacia los tumores y desencadenar así respuestas en los tumores, incluso en los que no presentaban signos de actividad inmune.