Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Con 47 años descubre que fue un niño robado

Enrique comenzó a investigar sobre su historia al morir sus padres adoptivos. Las pistas le llevaron de Huelva a Bilbao, donde nació hace 47 años, en un centro regentado por monjas. A su madre la engañaron para que firmara unos documentos, sin saberlo le estaba dando en adopción.