Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La niña raptada en Ciudad Lineal no presenta lesiones, según los análisis médicos

Ciudad Linealcuatro.com

La menor de edad raptada este viernes en Ciudad Lineal fue trasladada al Hospital de La Paz para ser examinada y, tras los primeros análisis médicos, no parece presentar lesiones, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación. La Policía achaca este nuevo caso al mismo violador que ya ha actuado contra menores de edad en el mismo distrito madrileño.

Estas mismas fuentes han precisado que los hechos tuvieron lugar a las 19.30 horas en la calle Mequinenza de Ciudad Lineal. La menor se encontraba con sus abuelos que perdieron de vista a la niña, momento que aprovechó el desconocido para captar su atención e invitarla a subir al coche.
La menor accedió a subir al vehículo y, según declaró tras ser hallada, el conductor le había hecho "cosas feas". Fue encontrada por un vigilante de seguridad de una obra en la zona de San Blas que dio aviso a las autoridades, según fuentes policiales.
Posteriormente, hasta el lugar se desplazaron efectivos del Samur-Protección Civil que la trasladaron al Hospital de La Paz para examinarla y, según los primeros análisis realizados por los sanitarios, parece no presentar lesiones, según han indicado las fuentes consultadas.
Los investigadores de la Policía creen que el autor de este rapto es el mismo que secuestró el pasado mes de junio en la calle Luis Ruiz a una niña de 6 años y origen chino. La Policía la encontraría cuatro horas más tarde en la calle Jazmín, tras lo que tuvo que ser atendida en el Hospital de La Paz al encontrarse en estado de shock. Había sido drogada y luego bañada.
Este agresor también es sospechoso de raptar en abril a una niña de 9 años en el mismo distrito, concretamente en el parque de San Juan Bautista. La víctima fue encontrada aturdida cinco horas después en una boca del Metro de Canillas. El mismo día, el secuestrador habría intentado raptar a una niña de origen japonés en la calle Torrelaguna, aunque esta menor pudo huir.