Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siete alimentos 'depresivos'

Alimentos para la depresióncuatro.com

La Organización Mundial de la Salud ha afirmado que la depresión es "la principal causa mundial de discapacidad" que afecta más a mujeres que a hombres. Tristeza, falta de concentración, baja autoestima, pérdida del sueño o del apetito son algunos de los síntomas de la denominada 'enfermedad del siglo XX'. ¿Cómo prevenir el trastorno? Evita consumir alimentos que potencien su desarrollo.

Los efectos que provoca la depresión puede afectar tanto en tu vida laboral como personal. Hacer ejercicio, pasar tiempo con amigos y cuidar la alimentación son algunos de los consejos para prevenir y recuperarse de este trastorno. El portal digital Noticias24 ha elaborado una lista con los alimentos que favorecen la aparición de este trastorno.
Endulzantes artificiales
Estudios norteamericanos han afirmado que los edulcorantes artificiales, como la sacarina, tienen un efecto depresivo en el sistema nervioso. Además, el aspartamo causa depresión y ataques de ansiedad debido a que entorpece la producción de serotonina y dopamina.
Alimentos procesados
Las sustancias químicas de los alimentos procesados potencian el aumento de inflamación y de enfermedades cardiovasculares. Según investigadores británicos, la carne, el chocolate, los embutidos y los postres azucarados aumentan el riesgo de incrementar la depresión.
Fritos
Los alimentos ricos en grasas provocan una actitud depresiva por las reacciones químicas que causan en el cerebro, según expertos canadienses del Hospital Universitario de Montreal.
Cereales refinados
Investigadores de la Universidad de Londres descartan el consumo de cereales refinados al aumentar el riesgo de padecer un trastorno depresivo.
Lácteos con grasa
Las grasas saturadas y las grasas trans favorecen la aparición de la depresión, según los estudios de las universidades de Navarra y Gran Canaria. De este modo, desaconsejan consumir lácteos con alto contenido de grasa.
Refrescos
El Instituto Nacional de la Salud señala que beber más de un litro al día de refrescos fomenta la depresión, sobre todo si son dietéticas o de sabores.
Alcohol
El alcohol interfiere en el sistema nervioso, especialmente si se abusa de su consumo durante un largo periodo.