Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las dietas altas en fibra reducen el riesgo de sufrir cáncer de intestino

La fruta, las verduras y las legumbres no producen ese efecto

Comer pan integral o cereales integrales tres veces al día reduce el riesgo de cáncer de intestino, según ha demostrado un importante estudio. Pero, sorprendentemente, los investigadores no encontraron "indicios significativos" de que comer más legumbres como frijoles, guisantes y lentejas o consumir una gran cantidad de frutas y hortalizas, proteja contra este tipo de cáncer.
Los investigadores, incluyendo expertos del Imperial College de Londres y la Universidad de Leeds, analizaron los estudios previos que involucran a casi dos millones de personas, pero en el actual encontraron una fuerte relación entre las dietas ricas en cereales integrales y la protección contra el cáncer de colon.
Por cada 10 gramos que se aumentan al día en la ingesta de fibra, se produce un descenso del 10% en el riesgo de cáncer de intestino.
Siempre se ha supuesto que la fibra es beneficiosa para la salud, y en concreto para el intestino. Pero esta vez, más concretamente, los expertos han dicho: "Un alto consumo de fibra dietética, en particular, fibra de cereales y granos enteros, se asoció con un riesgo reducido de cáncer colorrectal."
No debemos olvidar además su alto contenido de ácido fólico y magnesio, que colaboran a la reducción de las posibilidades de desarrollar cáncer.