Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uno de cada cinco jóvenes alérgicos indaga sobre su enfermedad en Internet

Un usuario navega por InternetEFE

Uno de cada cinco niños y adolescentes de entre 12 y 18 años que tienen alergia busca información sobre su enfermedad en Internet, según ha mostrado un estudio presentado en el XXXVIII Congreso de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), que se celebra estos días en Madrid.

Tal y como ha advertido el coordinador del Grupo de Trabajo de Página Web de SEICAP y coautor del estudio, Jaime Lozano, la "mayoría de ellos" consulta en páginas "poco fiables", aunque más de uno de cada cinco visita la página de la sociedad para informarse.
Asimismo, prosigue, más del 50 por ciento de los adolescentes alérgicos consultan esta información en 'blogs' o foros, el 26 por ciento visitan páginas web de sociedades científicas, el 24 por ciento de hospitales y otro 24 por ciento en redes sociales.
"Hay que tener cuidado con el acceso de los niños a información relacionada con la salud y en especial con la alergia, donde pueden encontrarse muchos falsos mitos, que pueden tener consecuencias en la salud.
Para ello es preciso que existan fuentes fiables y acreditadas", ha apostillado.
Los motivos principales por los que niños y adolescentes acuden a la consulta de alergia pediátrica son la alergia respiratoria y la alimentaria y, de ellos, seis de cada diez realizan búsquedas sobre estos temas en Internet después de visitar al especialista. En la mayor parte de los casos, lo hacen para encontrar información sobre síntomas y tratamientos, siendo la vía más utilizada los buscadores generales y las redes sociales.
"Con el uso de Twitter y Facebook también hay que tener especial cuidado, por lo que es fundamental que los menores conozcan las cuentas de referencia a las que deben acudir. Aquí los pediatras alergólogos jugamos un papel crucial para enseñar a nuestros pacientes y a sus padres las fuentes más fiables", ha comentado el experto.
LOS PADRES TAMBIÉN SE INFORMAN EN INTERNET
Por otra parte, otro estudio presentado también durante la jornada ha mostrado que más de la mitad de los padres de niños alérgicos consultan en Internet para buscar información sobre la enfermedad, sobre todo antes de visitar al pediatra alergólogo. De todos ellos, uno de cada cinco consulta la página web de la SEICAP.
En este sentido, el 90 por ciento de ellos usa los buscadores como principal fuente de información sobre la enfermedad, los síntomas o los tratamientos que pueden tener sus hijos. Además, el 60 por ciento hace uso también de las redes sociales.
"El uso de Twitter o Facebook permite una comunicación del paciente o sus familiares con el pediatra alergólogo. Pero siempre hay que insistir en que esta comunicación o búsquedas realizadas en Internet no pueden sustituir a la consulta del especialista", ha zanjado Lozano.