Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alexandra, la adolescente que sufre una rara alergia al agua

Alexandra Allencuatro.com

Alexandra Allen es una adolescente de Utah, que sufre una rara alergia al agua, conocida en la literatura médica como urticaria acuagénica. La joven no puede nadar en un lago o en una piscina, porque su piel se irrita, enrojece y se llena de lesiones eritematosas, edematosas de diferentes tamaños.

Alexandra Allen tendrá que renunciar a su sueño de convertirse en bióloga marina, porque la urticaria acuagénica es degenerativa y con toda probabilidad podría empeorar, según publica el portal de noticias ABCNews.
La adolescente vivió su primer episodio alérgico hace algunos años después de nadar en una piscina. Su madre creyó que le había hecho una reacción al cloro y con un medicamento antihistamínico resolvió el malestar.
Poco después volvió a estar mal con lesiones dolorosas,  tras nadar en un lago, famoso por la limpieza de su agua. 
Allen se puso a curiosear por la red y encontró una web médica que hablaba de la urticaria acuagénica. Ella se lo comentó a su dermatólogo quien coincidió con este diagnóstico.
Fue sometida a una serie de pruebas, una de ellas era sumergirse en una bañera. En la que reconoció sentirse "torturada".
Esta alergia es tan rara que se cree que solo existen unos 50  casos en todo el mundo.
De la urticaria acuagénica se conoce muy poco y algunos médicos creen que su origen puede estar en que las glándulas sudoríparas producen una toxina que desencadena la respuesta alérgica.
Allen, por su parte, está preocupada porque es degenerativa, lo que significa que empeora con el tiempo y la exposición repetida al agua.