Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La aldea que se salvó del fuego

Un triángulo verde en medio de este valle negro arrasado por el fuego. La Quinta da Fonte, en Portugal se salvo del infierno de las llamas porque lo que lo rodea es un corta fuegos natural.  Es la casa de Tania una holandesa que vive allí desde hace 10 años. Y asegura que es un milagro. Que los robles, castaños, olivos fueron quienes salvaron su casa y a sus animales. Es  flora autóctona de Portugal  más resistente al fuego que los eucaliptos que le rodean. Nos cuenta  que la situación fue horrible porque esos eucaliptos estaban a apenas 800 metros y ahora están completamente quemados. Gracias a su barrera natural,  la Quinta da Fonte, una aldea de apenas tres casas ha resistido intacta al peor incendio de la historia de Portuga.