Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se ahorca accidentalmente al intentar “asustar” a su novio tras una discusión

Se ahorca accidentalmente al intentar “asustar” a su novio tras una “tonta discusión”Facebook

Un “tonta discusión” con “demasiado alcohol” de por medio parece haber sido la causa del terrible accidente que concluyó con la muerte de la joven Abigail Brown, de 26 años. Según su propia madre, se ahorcó accidentalmente en su intento de “dar un susto a su novio o hacerle darse cuenta de lo molesta que estaba” tras la discusión.

Un terrible y desgraciado accidente. Así intenta dar explicación a su muerte la madre de Abigail Brown, quien a sus 26 años perdió la vida después de ahorcarse accidentalmente cuando se encontraba en un apartamento en Phuket, Tailandia.
Tal y como cuenta Daily Mail, que recoge las declaraciones de la madre de la víctima, Jane Rowland, el triste suceso se produjo después de que su hija y su pareja, James Brum, saliesen por la noche a tomar algo y terminasen enfadados por una “tonta discusión”.
Por esa razón, “en un arrebato”, Abigail, descrita como una persona que amaba viajar, “divertida, y apasionada”, decidió dejar a James y marcharse al apartamento.
“Sé que en su cabeza ella pensó que él iba a seguirla en ese momento, la encontraría y nunca volverían a tener esa discusión de nuevo”, cuenta. Pero lo cierto es que, como las autoridades han confirmado, James siguió fuera durante tres horas antes de regresar al apartamento para encontrar a Abigail inconsciente.
Fue tras ello cuando éste, "en estado de shock", llamó a la madre y a su marido Rob para contarle todo lo que había pasado.
“Dijo que la discusión no había sido nada. No les veía todo el tiempo pero tenían un gran futuro planeado juntos”, ha contado, explicando que aquella noche Abigail “había bebido mucho”.
“Verdaderamente creo que ‘Abi’ no quería acabar con su vida. Solo quería asustarle, enfadarle o hacerle darse cuenta de lo molesta que estaba en ese momento”, explica su madre.
“James y Abi eran una pareja que se amaba, se iban a casar e iban a tener cuatro hijos. Solo puedo llegar a la conclusión de que aquella noche ella bebió demasiado. No hay nadie a quien culpar por este terrible suceso, pero sí una lección que aprender: Cuando la gente joven viaja a estos excitantes y bonitos lugares, con alcohol barato y sin regular, necesitan cuidarse los unos a los otros para estar siempre a salvo”, sentencia.
Las autoridades, por su parte, en la misma línea, han confirmado que no se ha encontrado ningún indicio que lleve a pensar que ha sido algo más que un trágico accidente.