Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere ahogado un turista en una playa de Peñíscola mientras posaba para una foto

Un turista ha fallecido en la playa de Peñíscola (Castellón) mientras su mujer le hacía una foto tomando el baño en una zona de rocas muy cerca del casco antiguo y donde hay una fuerte corriente. El fallecimiento se produjo este martes, cuando ondeaba la bandera amarilla en la playa, ya que el agua estaba revuelta. La autopsia determinará las causas de la muerte aunque testigos aseguran que el bañista comenzó a ahogarse cuando se encontraba en la zona.

Fuentes municipales han confirmado que el hombre --de unos 40 años, nacido en Cuba aunque de nacionalidad española y al parecer residente en Francia-- se encontraba bañándose en la playa Norte del municipio y cruzó a nado los 30 metros que le separaban de la zona de rocas ubicada bajo la calle de la Porteta, bajo el pueblo.
Allí se encontraba su mujer, que le esperaba para hacerle unas fotos, según han confirmado varios testigos, quienes aseguran que instantes después, el hombre comenzó a ahogarse, ya que "se trata de una zona con mucha corriente que, además, ayer estaba revuelta, ya que había bandera amarilla, por lo que los socorristas siempre advierten de la peligrosidad de bañarse en dichas circunstancias", indican.
La mujer y otro bañista dieron la voz de alarma, por lo que acudió de inmediato el servicio de Salvamento y Emergencias en Playas (Saepla), que sacó al hombre del agua ya sin respiración. Una vez allí se le practicó la reanimación cardiopulmonar y siete minutos después llegó la ambulancia enviada por el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU).
Dos minutos más tarde, llegó una UVI móvil con un médico, que siguió con las tareas de reanimación sin éxito, por lo que solicitó su traslado al centro de salud --que se encuentra justo al lado--, donde se decretó su fallecimiento.
La Policía Local colaboró en el traslado de su esposa, que tuvo que ser atendida también en el mismo centro médico, mientras la Guardia Civil se hizo cargo del levantamiento del cadáver, cuya autopsia se realizará este miércoles en el Instituto Anatómico Forense de Castellón para determinar las circunstancias de la muerte.