Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La adopción del 'Código Infarto' reduce la mortalidad en la fase aguda entre un 30 y un 40%, según un experto

En esta línea, la etapa pre-hospitalaria es clave para los pacientes y uno de los principales desafíos para los Servicios de Emergencias, pues "permite tratar las complicaciones iniciales y facilita la llegada del paciente al hospital en las mejores condiciones posibles. Incrementar el número de pacientes que contactan con los SEM es un reto difícil al que, sin embargo, no debemos renunciar", ha explicado el doctor Rosell.
Uno de cada dos pacientes no usa los Servicios de Emergencia ante los posibles síntomas de un infarto, a pesar de que existen los programas de 'Código Infarto', medidas que reducen la mortalidad en la fase aguda entre un 30 y un 40 por ciento, según el médico de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) en Almería y Coordinador de los Procesos Cardiológicos de EPES en Andalucía, Fernando Rosell.
Este asunto ha sido uno de los ejes principales del encuentro científico 'Compartiendo Experiencias en Código Infarto', una reunión organizada por AstraZeneca en Madrid con el objetivo de realizar un abordaje multidisciplinar entre profesionales de la cardiología, intensivistas y médicos de Urgencias y Emergencias, para conocer la situación actual de los diferentes códigos de España, los hitos superados y los retos pendientes en la materia.
Otro de los retos abordados ha sido la calidad asistencial de los pacientes con síndrome coronario agudo, ya que, según el doctor, "es muy importante analizar el conjunto, todo el proceso de asistencia, y entender la importancia de compartir datos con rigor y, una vez que los tengamos, entrar a debatirlos, aunque para ello hace falta diálogo, consenso, estructuración de la redes y un sistema de información que nos permita conocer los resultados y analizar las dificultades".
"Para que estos programas sean sostenibles, es necesario adoptar medidas claras y homogéneas de incentivación económica y de estructura de personal; hay que seguir profundizando en la adopción de protocolos homogéneos de forma que haya menos variabilidad en los distintos eslabones de la cadena asistencial; y, por último, es necesario medir nuestros resultados y adoptar las medidas necesarias para entrar en un ciclo de mejora continua", ha añadido.
REGISTRO CREA
Además, durante el encuentro, se ha dado a conocer la importancia de los registros de infarto en la práctica clínica, como el Registro CREA, una cuestión cada vez más trascendente, pues completan la información del paciente.
"Ua cuestión cada vez más trascendente puesto que los registros completan la información y la evidencia de los ensayos clínicos, y se han expuesto experiencias como la implementación de un plan formativo a los servicios de emergencias desde la Hemodinámica, así como proyectos en Código IAM, tales como el proyecto Busca (Burgos Síndrome Coronario Agudo)", ha concluido el doctor Rosell.