Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los adolescentes piden al Congreso más y mejor educación para combatir el acoso escolar y el machismo

Los jóvenes han pedido hacer de España el primer país con un consejo estatal de participación para la infancia y la adolescencia
Miembros de consejos de Participación Infantil y Adolescente de toda España han pedido este miércoles en el Congreso de los Diputados diversas mejoras en educación como base para luchar contra dos de los problemas que, según han explicado, afectan principalmente a la infancia del país, como son el acoso escolar y la igualdad de oportunidades.
En unas jornadas parlamentarias celebradas bajo el nombre 'Tras la pista de nuestros derechos', organizada por la Plataforma Infancia y Unicef Comité Español, ocho jóvenes de entre 14 y 17 años Asturias, Galicia, Andalucía y Cataluña han representado a los consejos de participación de la infancia y la adolescencia de todo el país exponiendo sus propuestas antes los diputados y portavoces de la Comisión de Derechos de la Infancia y la Adolescencia de la Cámara Baja.
Durante su intervención, que ha tratado temas como la sanidad, la dependencia, la igualdad o los refugiados, pero el hilo conductor ha sido la educación, incidiendo especialmente en el aprendizaje "emocional" que, a su juicio, es solución para evitar "las malas conductas que pueden llevar al rechazo y al acoso" en los diferentes ámbitos tratados.
Así lo ha explicado la asturiana Erica Pascual durante su intervención, señalando la necesidad de que los más jóvenes puedan acceder a una mejor información sobre los problemas del mundo para lograr la "empatía" que, en muchas ocasiones lleva a comportamientos erróneos hacia los demás. "Tener niños mejor informados es una de las mayores armas para luchar contra estos comportamientos", ha apuntado.
Para Pascual es "una vergüenza" que en el siglos XX sigan registrándose casos de 'ciberbullying' o acoso sexual. En este sentido, plantean leyes más duras para los acosadores y una mayor concienciación tanto para las generaciones actuales como para las futuras, con el fin de evitar la vulnerabilidad de los niños.
EMPATÍA PARA LUCHAR POR LA IGUALDAD
La educación emocional es también base para lograr la igualdad de oportunidades y para ponerse en el lugar de los refugiados. Al respecto, la madrileña Bárbara Sánchez ha sugerido charlas en colegios e institutos y encuentros de convivencia con diferentes razas y religiones que supondrán "el enriquecimiento personal" de los niños y una "mejor comprensión" de su entorno.
Aunque reconocen que la situación en España no es la mejor para poder acoger al gran número de refugiados que solicitan asilo en Europa, el manchego Sergio Zuqui, ha recordado que hace un siglo eran los españoles los que viajaban a Sudamérica en busca de un futuro. "Al menos se puede luchar por mejorar las condiciones de los refugiados que llegan, que tengan también derecho a una vida mejor", ha apuntado.
Sobre igualdad de oportunidades también han hablado de discapacidad, pidiendo eliminar las barreras arquitectónicas y el acceso a la educación a todos los niños para que "todos puedan explotar sus cualidades"; de género, exigiendo que los profesionales sean elegidos por su currículum y experiencia y no por si es hombre o mujer y que ambos cobren los mismo; y de economía, solicitando más ayudas para que todos los menores puedan acceder a sus derechos básicos.
TIENDAS DE ALCOHOL REGULADAS
En este sentido, la gallega Edita Pousada, ha propuesto el programa 'releo' para que los libros de texto sean cuatrimestrales, en lugar de anuales, y se puedan compartir entre alumnos y la andaluza Ariola Malaj ha expuesto la posibilidad de que los supermercados cubran, a través de bonos, las necesidades de aquellas familias que no tienen los recursos suficientes.
Por otra parte, la también andaluza Tania Segado, ha abogado por crear tiendas habilitadas específicamente para alcohol y que éste no pueda dispensarse en las grandes superficies. A su juicio, este es el modo de controlar mejor el consumo de esta bebida ilegal para los menores de edad.
Más centros sanitarios en los pueblos y especializados en todo el país para evitar las largas esperas, que se rebaje el precio de todas las energías, incluidas las renovables o adecuar los temarios escolares a la actualidad y que haya más materia práctica que teórica, son otras de las propuestas que se han escuchado durante la intervención de los representantes de los consejos de infancia.
MAYOR PARTICIPACIÓN EN LA TOMA DE DECISIONES
Tras las propuestas de los menores, los portavoces parlamentarios tomaron la palabra para recordar a los jóvenes que su presencia en la Cámara Baja es "historia de la que se escribe con mayúscula" y para pedirles que, cuando sean adultos, recuerden también ellos que deben escuchar a los más jóvenes.
Todos los partidos han reconocido la "sensibilidad" y "madurez" de los ponentes a la hora de "leer la realidad" que vive el país y han mostrado su intención de que muchas de las propuestas expuestas sean recogidas por las formaciones como iniciativas.
En este sentido, el catalán Zacaria Benatalla ha pedido a los diputados que garanticen políticamente que todos los municipios españoles tengan un consejo de infancia y han propuesto que España sea el primer país con uno de estos órganos a nivel estatal. Al respecto, han solicitado que se les convoque al Congreso una vez al año y que se les informe habitualmente de lo que ocurre en la comisión sobre Infancia y Adolescencia.
También han abogado por promover la participación del menor en todos los ámbitos, permitiéndoles participar en debates y ponencias. Del mismo modo, y tras un comentario del diputado de ERC Joan Oloriz, los ponentes se han mostrado a favor de que se rebaje hasta los 16 años la edad mínima para votar.