Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía investigará la actuación del 22-M ante las quejas de los sindicatos

Miles de personas inundan Madrid contra los recortesInformativos Telecinco

La Dirección General de la Policía ha abierto una información reservada con la finalidad de esclarecer qué ocurrió en la actuación policial del sábado en los disturbios posteriores a la manifestación de las Marchas de la Dignidad, han informado fuentes policiales. Los líderes de los cuatros sindicatos mayoritarios de la Policía Nacional (SUP, CEP, UFP y SPP) se quejaron de "un error de coordinación" que puso en riesgo la vida de los agentes.

Los líderes de los cuatros sindicatos mayoritarios de la Policía Nacional (SUP, CEP, UFP y SPP) han mantenido esta mañana en la calle Miguel Ángel de Madrid una reunión con los mandos del Cuerpo para hablar de estos supuestos fallos.
El encuentro se ha precipitado tras la concentración espontánea y sin precedentes realizada ayer por varias decenas de antidisturbios frente a la comisaría de Moratalaz en protesta por las "órdenes caóticas" que les dieron sus superiores durante dicha manifestación, que acabó con 24 detenidos y un centenar de heridos leves, entre ellos 67 policías.
Según fuentes sindicales consultadas por Europa Press, el Director Adjunto Operativo (DAO), debido a la envergadura de lo ocurrido y del dispositivo policial, formado por 1.700 agentes, la gran mayoría antidisturbios, ha prometido la apertura de una información reservada y ha solicitado un informe a todas las unidades participantes (UIP, Brigada de Información, Brigada de Seguridad Ciudadana).
El DAO se ha comprometido a mantener otra reunión el miércoles, al tiempo que ha solicitado un informe a la Policía Municipal, ya que uno de los coches fue atacado por manifestantes radicales. Y otro a los Bomberos del Ayuntamiento. Los sindicatos han preguntado por la actuación de un camión de bomberos, "que fue aprovechado por algunos manifestantes violentos para resguardarse".
"PONEN EN RIESGO LA VIDA DE LOS POLICÍAS"
Todos los sindicatos se quejaron de "un error de coordinación" porque "no es posible" que en un dispositivo con tantísimos efectivos hubiera un momento en el que un subgrupo se quedó aislado y recibió una lluvia de objetos de todo tipo.
El Sindicato Unificado de la Policía (SUP) ha criticado que los "errores" en dicho dispositivos "han puesto en riesgo la vida de los policías". "Había una orden precisa de aguantar y esperar pero todo tiene un límite. No nos pueden dejar al pie de los caballos", ha señalado a Europa Press la secretaria del sindicato, Mónica Gracia.
"Errores en su dirección y toma de decisiones, ordenando actuar sin los medios adecuados, provocó que los policías asumieran riesgos innecesarios cuyas consecuencias se vieron materializadas en las lesiones que sufrieron, algunas de carácter muy grave. Traumatismos, contusiones y heridas por arma blanca que nada tienen que ver con el lema que los manifestantes apoyaban", ha indicado el sindicato en un comunicado.
"NO PODEMOS UTILIZAR NI SALVAS"
En la misma línea, la Unión Federal de la Policía (UFP) ha relatado que unos mil manifestantes, "perfectamente organizados" y armados con adoquines, lanzacohetes, elementos incendiarios, ladrillos, cascotes y rodamientos "masacraron literalmente a un grupo de 34 policías que tenían orden de aguantar y evitar el uso de material antidisturbios".
"No podemos utilizar salvas (ruido) contra grupos organizados, radicales y violentos que nos superan en número y en material, no podemos aguantar hasta el límite de terminar masacrados ante energúmenos, solo la suerte evitó la muerte de algún policía. Su perfil político alejado de la realidad policial pudo causar una tragedia", ha apuntado el sindicato en una nota de prensa.
Igualmente, la UFP se ha mostrado "orgullosos de los compañeros que, desobedeciendo las órdenes de no actuar, se vieron obligados a utilizar, en esta situación extrema y cuando peligraba su integridad física, las temidas pelotas de goma contra una masa radical violenta y organizada que les supera con creces en número".
Por su parte, la Confederación Española de Policía también ha pedido el cese del jefe de la I UIP y que la Jefatura de Unidad de Intervención Policial asuma ya mismo sus responsabilidades. "Ha sido la gota que ha colmado el vaso", alegan.