Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las víctimas del Alvia vuelven al Obradoiro dos años después en demanda de justicia

Varios decenas de personas, entre ellas víctimas y familiares de afectados por el accidente del tren Alvia en Angrois en julio de 2013, han vuelto este viernes a la plaza del Obradoiro, en Santiago, para demandar justicia dos años después del siniestro. En apoyo a los perjudicados del descarrilamiento en la curva de A Grandeira, que este 24 de julio cumple su segundo aniversario, han estado presentes en la protesta representantes políticos de distintas formaciones, empezando por el alcalde compostelano, Martiño Noriega.

Ante los medios de comunicación, un portavoz de la Plataforma de Víctimas del Alvia 04155, Arturo Domínguez, ha denunciado que los afectados se sienten "engañados" por el Gobierno y ha criticado que el proceso judicial lleva, a su entender, "un año parado".
Previamente, tras una pancarta que recuerda a los 81 fallecidos y más de 140 heridos, las víctimas se han concentrado a los pies de la catedral compostelana, entre gritos de indignación exigiendo la apertura de una comisión de investigación y la dimisión de responsables. "Éste era un accidente evitable y están haciendo todo para taparlo", ha exclamado una de las víctimas.
"Tendría que haber más imputados"
El jueves, las víctimas celebraron una asamblea general en el Pazo de Faramello, en Rois (A Coruña), lugar en el están plantados árboles en memoria de los fallecidos, en donde han hecho un recorrido por todas las acciones políticas y judiciales que se han desarrollado en este tiempo.
Allí, en declaraciones a los medios, el presidente de la Plataforma Víctimas Alvia 04155, Jesús Domínguez, reclamó que "tendría que haber más imputados", además del único existente, el maquinista, al tiempo que ha lamentado que "todo el aparato del Estado" lo impida.
"Aparte del maquinista, aquí hay muchos responsables, estamos hablando de dos empresas públicas, de Renfe y de ADIF, y del Ministerio de Fomento, que nos vendieron la Alta Velocidad, que contaba con la última tecnología y los sistemas de conducción automática que costaron 20.000 millones de pesetas, y lo desconectaron porque daba retrasos", señaló.
Cuando se cumplen dos años de la tragedia ferroviaria, que tuvo lugar el 24 de julio de 2013, Domínguez pidió explicaciones "con luz y taquígrafos en el Congreso de los Diputados", a la vez que ha remarcado que "lo prioritario es que la verdad y la Justicia no son negociables", puesto que "la reparación es que se sepa la verdad y que paguen los responsables".
En este sentido, indicó que el que fue juez instructor del caso Luis Aláez y el perito independiente César Mariñas constatan que "hay un montón de incumplimientos de normativa, no se hizo un análisis cuando se cambió el proyecto y tampoco se hizo cuando se desconectó el sistema de seguridad, tal y como indica la normativa europea, por lo que evidentemente tendría que haber más imputados".
Asimismo, el portavoz de la Plataforma Víctimas Alvia 04155, que agrupa a la mayoría de las víctimas y familiares afectados por el grave accidente ferroviario, lamentó que se hable de cifras de las indemnizaciones, ya que lo ve "una estrategia para que la opinión pública hable de otra cosa" y no de los responsables.
Críticas a PP y PSOE
Precisamente, el Grupo Parlamentario del PPdeG ha rechazado convocar un pleno para debatir la creación de una comisión de investigación sobre el accidente de Angrois en el Parlamento gallego.
A preguntas de la prensa sobre esta cuestión, Jesús Domínguez ha recriminado: "Ya estamos acostumbrados, llevamos dos años que el Partido Popular y el Partido Socialista, que algo tendrán que ocultar, se niegan sistemáticamente a crear una comisión parlamentaria porque ambos están metidos en este asunto".
En este sentido, acusa al PSOE de poner en servicio una línea "sin terminar y sin hacer las pruebas pertinentes, con un cambio de proyecto que rebajó la seguridad", mientras que con "el Gobierno del PP, con la ministra Ana Pastor, se desconectó el sistema de seguridad".
"Como ambos tienen responsabilidad, ambos son muy amigos en este asunto", ha reprochado al Partido Popular y al PSOE.
"Esperamos, deseamos y seguiremos luchando para que no tengan que pasar nueve años como pasó en el metro de Valencia (para abrir comisión de investigación parlamentaria), lo que pasa es que mientras esté el PP y el PSOE, ambos implicados en este asunto, pues la verdad es que lo tenemos difícil", ha lamentado.
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha defendido que prefiere las sentencias "justas" a las "rápidas", si bien ha matizado que en este caso la "agilidad" debería ir unida a la "seguridad" por la "memoria de los fallecidos y sus familias".
"Yo prefiero la seguridad que un procedimiento ágil e inseguro, pero la seguridad debería ir unida a la agilidad porque hay muchas familias que nunca ocurrirán lo que allí pasó", ha esgrimido, tras ser preguntado por la ralentización del procedimiento judicial.
Dicho esto, ha reiterado que es preciso "respetar los tiempos de la Justicia" y "ser conscientes" de que se está en la última fase del proceso. Tras remarcar que "las vidas no las devuelve nadie", ha subrayado que "bien vale la pena un juicio sólido, profundo, ver todas las posibilidades y tener sentencias justas y bien construidas, más que sentencias rápidas".