Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El brutal accidente en bicicleta que casi le mata le salvó paradójicamente la vida

El brutal accidente en bicicleta que casi le mata le salvó paradójicamente la vidaFox News

Su nombre es Ken Felix, tiene 68 años, es natural de Pennsylvania, Estados Unidos, y paradójicamente ha salvado la vida gracias a un brutal accidente en bicicleta por el que sufrió múltiples fracturas y traumatismos. Cuando los médicos fueron a examinarle e intervenirle por sus lesiones, descubrieron que padecía cáncer de pulmón en etapa 3. El hecho de hallarlo a tiempo, en ese momento, provocó que pudieran operarle y someterle a un tratamiento para erradicarlo en su mayoría.

Doce fracturas en ocho costillas, una fractura del omoplato, múltiples traumatismos costales y una conmoción cerebral fueron las principales lesiones que pusieron en peligro la vida de Ken Felix, veterinario de 68 años, oriundo de Erie, en Pennsylvania, Estados Unidos, después de un brutal accidente en bicicleta.
Sin embargo, paradójicamente, lo que pudo haberle matado es también lo que podría haberle salvado.
Aunque suene contradictorio, lo cierto es que la gravedad de su accidente fue lo que provocó que inmediatamente fuese trasladado al hospital para asistirle, lugar donde los médicos le examinaron y comprobaron que el paciente, más allá de las lesiones que sufría asociadas a su caída, padecía cáncer de pulmón y se encontraba en la etapa 3.
"Desafortunadamente, en mayoría de los pacientes, cuando el cáncer de pulmón se puede curar, es encontrado por suerte", explica el oncólogo de Ken Felix, Nathan Pennell, director del Programa Oncológico de Cáncer de Pulmón de la Clínica Cleveland. "Para cuando los pacientes presentan los síntomas, como dolor y pérdida de peso, a menudo se ha extendido el cáncer y no se puede curar, así que realmente es una suerte que hayamos cogido este (a tiempo)", apunta, en declaraciones recogidas por Fox News.
Así, los especialistas sometieron a Felix a una intervención quirúrgica y un tratamiento con radiación y quimioterapia.
Aficionado a la bicicleta, padre de dos hijos y abuelo de cinco, hacía cerca de 40 años que no había fumado un cigarrillo y no había presentado ningún síntoma de su cáncer. Sin embargo, a este respecto los especialistas aclaran: "Nunca es seguro fumar por un tiempo determinado, así que cualquiera que fume tiene un alto riesgo de padecer cáncer de pulmón". No obstante, añaden que entre un 10% y un 15% de los pacientes que sufren la enfermedad nunca han fumado.
En cualquier caso, Felix, tras comprobar en una búsqueda por Internet que tenía un 14% de posibilidades de vivir cinco años, lejos de tirar la toalla fue en la búsqueda de Nathan Pennell, el citado oncólogo que ahora afirma que, tras un largo proceso y una compleja operación, –condicionada también por las lesiones que sufrió en el accidente–, "su recuperación ha sido increíble". El tratamiento erradicó casi todo el cáncer, lo que éste considera "una prueba constatada de lo que sucede cuando estás en una gran forma. Añadiendo a su condición física, su fortaleza mental". Y es que, tal y como describe, Felix "es una de esas personas con un espíritu indomable al que las cosas nunca pueden abatirle".
Aunque alrededor del 40 - 50 por ciento de los pacientes en la etapa 3 de este cáncer se curarían con un tratamiento agresivo como el que recibió Felix, solo un 15% o 20% de las personas se curarían con un cáncer de pulmón no microcítico como el de Felix, explica, achacando nuevamente a su buena forma su favorable evolución.