Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un accidente de un autobús escolar deja tres heridos graves y quince leves

Un total de tres personas --dos menores de edad y un adulto-- han resultado heridas con carácter grave en el accidente que un autobús escolar ha sufrido al salirse de la vía y despeñarse entre los municipios valencianos de Dos Aguas y Buñol, ha informado la Generalitat, que ha precisado que, además, en el suceso otras 15 personas han sufrido heridas leves.

Los heridos están ingresados en los siguientes centros: en el Hospital La Fe se encuentra un menor en estado grave y cinco menores leves; en el Hospital de Manises hay cinco menores en estado leve; al Hospital General de Valencia se ha trasladado un adulto en estado grave y cinco menores leves y al Hospital Clínico de Valencia, un menor en estado grave, detalla la Conselleria de Sanidad.
El autobús siniestrado viajaba entre las localidades de Dos Aguas y Buñol ha sufrido un accidente esta mañana al salirse de la vía, cuando circulaba en el kilómetro 63,5 de la CV-580, en sentido Buñol.
La llamada al teléfono de emergencias 112 Comunitat Valenciana ha entrado a las 07.12 horas y, seguidamente, se ha movilizado la Guardia Civil, ambulancias, Consorcio de Bomberos de Valencia y Policía Local.
21 ALUMNOS DE ESO Y BACHILLERATO
En total, en el autobús viajaban 21 alumnos de primero de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) a segundo de Bachillerato de Dos Aguas y Millares, que se dirigían al instituto de Buñol, han detallado desde el Ejecutivo autonómico a través de un comunicado.
La misma fuente ha precisado que el autobús era del año 2008 y había pasado la ITV hacía tres semanas, el día 12 de febrero de 2014. Contaba con todas las medidas en materia de seguridad y los asientos iban equipados de cinturón de seguridad. Por otra parte, han destacado que el conductor conocía la ruta perfectamente, dado que la hacía todos los días.