Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un nuevo accesorio mejora el diagnóstico de lesiones precancerosas y cáncer de colon mediante las colonoscopias

Un reciente estudio ha demostrado la eficacia de un nuevo accesorio distal para el colonoscopio que permite mejorar el diagnóstico de lesiones precancerosas y cáncer de colon mediante este procedimiento.
Así se desprende de los últimos resultados publicados en la revista 'Gastrointestinal Endoscopy' que se han presentado durante la Semana de las Enfermedades Digestivas que la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD) ha celebrado en Madrid.
El trabajo se realizó a partir de 410 colonoscopias completas y los resultados constataron un aumento notable en la tasa de detección de adenomas, que "pueden convertirse en cáncer por lo que si son extirpados antes de esta conversión, se puede prevenir su aparición", ha reconocido el jefe de Sección de Endoscopia del Complejo Hospitalario de Navarra, Juan Vila.
Un pólipo adenomatoso tarda entre dos y tres años en crecer y medir más de un centímetro y entre siete y diez años en hacerse un cáncer invasivo. Su crecimiento es lento, por lo que en muchos casos los síntomas ya aparecen cuando está muy avanzado y tiene un peor pronóstico", ha destacado este experto.
El nuevo dispositivo ayuda a la localización de adenomas de pequeño tamaño presentes en zonas que pueden estar ocultas para una colonoscopia convencional.
"El accesorio mejora el acceso al colon y su mucosa, lo que posibilita tener una mejor tasa de detección de adenomas y lesiones precancerosas, sobre todo los localizados en la zona sigmoide, en la que hay muchos pliegues", comenta el doctor Vila.
Además, este dispositivo tiene unas prolongaciones que permiten apoyarse en la pared del colon y conseguir una posición más estable para poder extirpar hasta los pólipos parcialmente visibles o de difícil acceso.
La colonoscopia es un es un procedimiento que explora el interior del colon y recto por medio de un endoscopio flexible que se introduce por el ano. "Hay que tener en cuenta que, además de que no tienen una sensibilidad del 100% y hay lesiones que pueden pasar desapercibidas, el colon debe estar muy limpio para facilitar en la medida de lo posible el diagnóstico", advierte el doctor Vila. Para ello, será necesario seguir una dieta especial sin fibras y tomar unos preparados específicos para la limpieza.