Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El año acabará con sol en la Península, salvo algunas lluvias débiles en Levante

La última semana del año continuará con la situación anticiclónica que mantendrá el tiempo estable sobre el territorio español y con algunas lluvias en el Alicante y Valencia. Una situación que cambiará con la entrada del 2017 que traerá precipitaciones en el norte y Canarias, así como una bajada generalizada de las temperaturas, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
Así, durante este martes 27 de diciembre, el centro del anticiclón se desplazará desde el Atlántico hacia Centroeuropa induciendo viento de componente este en buena parte de España, con nubosidad y alguna lluvia débil en el Levante, Sureste y litoral mediterráneo andaluz. También habrá nieblas y nubes bajas en zonas del interior peninsular, sobre todo en la Meseta Norte y depresiones de Huesca y Lleida, pero con poca probabilidad de que sean persistentes. En Canarias continuarán las calimas tendiendo a reducirse en intensidad el miércoles.
Asimismo, las temperaturas se mantendrán con pocos cambios salvo el miércoles 28 en el sureste peninsular, donde las diurnas descenderán. También se producirán heladas débiles en áreas del interior peninsular, menos probables en el cuadrante sureste donde la nubosidad mantendrá las temperaturas nocturnas algo más altas.
PREVISIÓN PARA FIN DE AÑO
Por su parte, la AEMET pronostica que para el jueves 29 será muy probable que el anticiclón se vaya debilitando lentamente al tiempo que su centro se acerque al Mediterráneo. Por tanto, seguirá afectando a toda España, con tiempo estable en general aunque favoreciendo el flujo húmedo del este y la posibilidad de nubosidad y lluvias débiles sobre el sur del área mediterránea y zona del Estrecho.
También disminuirá la probabilidad de formación y persistencia de las nieblas, excepto en la mitad oriental peninsular. Además, serán probables las lluvias en las islas occidentales canarias siendo también probable que se mantengan las calimas en parte del archipiélago. A su vez se espera que las heladas se vayan extendiendo a buena parte de la mitad norte peninsular. Mientras que el viento, con procedencia principalmente del este y sureste, puede soplar con intervalos de intensidad de fuerte en el área del Estrecho y en Canarias.
De cara a los cuatro primeros días de enero, la AEMET destaca una "incertidumbre importante", aunque prevé que a partir del domingo 1 comience un cambio general del tiempo con la llegada de un sistema frontal atlántico. De producirse esa situación, el noroeste peninsular se vería afectado por precipitaciones que el lunes se irían extendiendo por el extremo norte y tercio occidental peninsular principalmente, siendo menos probables y más débiles cuanto más al este, descartándose prácticamente en el área mediterránea.
Por último, la AEMET pronostica la posibilidad de que tras el paso frontal se produzca una bajada generalizada de temperaturas con la entrada de vientos del norte y la aparición de nieve en zonas altas de la mitad norte peninsular. Asimismo, la agencia señala que Canarias posiblemente también se vea afectada por el sistema frontal mencionado con algunas precipitaciones