Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salva su vida tras arrancarle la lengua de un mordisco al joven que la iba a violar

Una mujer salva su vida tras arrancarle la lengua de un mordisco al joven que la iba a violarcuatro.com

Paige Duvall, de 33 años de edad, consiguió salvar su vida después de pegar un mordisco en la lengua a su agresor, Antoine Miller, de 16 años, cuando éste intentaba abusar sexualmente de ella después de irrumpir en su domicilio, en Carolina del Sur, EEUU, con un cuchillo de 33 centímetros en la mano. Las autoridades lograron arrestarle después de que su propia madre llamase informando de que estaba desangrándose y algo le había sucedido.

Los hechos ocurrieron en la región de Carolina del Sur, en Estados Unidos, en la vivienda de Paige Duvall, una mujer de 33 años de edad. Se encontraba durmiendo cuando se despertó repentinamente después de que en repetidas ocasiones llamasen a la puerta de su domicilio.
Ante tal insistencia, decidió finalmente levantarse y salir de la cama para ver quién era el que llamaba. Fue en ese momento cuando vio a Antoine Miller tras la puerta, un joven de 16 años de edad que portaba un cuchillo de 33 centímetros.
Aterrorizada, Paige se apresuró a huir de su casa pero Miller la obstaculizó y le golpeó en la cara antes de advertirle: "Deja de pelear y no te haré daño".
Sin embargo, tal y como relata Mirror y recoge el informe de las autoridades, la mujer continuó intentando zafarse del agresor, que cabreado porque no hizo caso de su advertencia, afirmó: "ahora tienes que morir".
En ese instante, la policía cuenta que Miller, continuando con su agresión sexual, introdujo su lengua en la boca de Paige, que inmediatamente le pegó un mordisco apretando con tanta fuerza que pudo notar como le arrancaba la lengua provocando que el agresor terminase retorciéndose de dolor.
Fue gracias a ello por lo que Miller tuvo que huir rápidamente del lugar, a la vez que Paige se subió en su coche y se alejó de la zona antes de llamar a las autoridades, que por su parte, ya habían recibido una llamada que provenía de la madre de Miller, preocupada porque su hijo había vuelto a casa desangrándose y sin lengua.
El joven, fue finalmente arrestado y ahora ha sido condenado por múltiples delitos asociados al robo, asalto, abuso sexual y posesión de armas, entre otros.