Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abrazar sin brazos también es posible

abrazo Jessica Cox, Ruth Evelyncuatro.com

Jessica Cox es una estadounidense de 32 años que, a pesar de nacer sin brazos, ha llevado su vida con normalidad. Es capaz de pilotar un avión, de bucear y sin sentirse discapacitada. La mujer ha viajado miles de kilómetros desde Arizona para conocer a Ruth Evelyn, una niña que también carece de sus extremidades superiores. Ambas han protagonizado este abrazo con el corazón, igual de conmovedor.

Jessica Cox, que es piloto, buzo y abanderada de las causas de personas con discapacidad, ha accedido a la petición de la madre de Ruth Evelyn, una niña de tres años que nació sin brazos.
La madre de la pequeña, Karlyn Pranke, de Minnesota, ha contado que quería este encuentro, porque necesitaba demostrarle a su hija que uno puede hacer lo que se proponga con brazos o sin ellos, igual que cualquiera", según publicó la web del ABCNews.
Pranke supo a los 20 meses de embarazo que su hija Ruth no tenía brazos. La mujer contó a los medios que desde ese momento comenzó a buscar en Google sobre Jessica Cox  para saber cómo ha superado su discapacidad.
Sin embargo, su hija de tres años siempre dice "quiero brazos, quiero brazos". Por eso esta madre quiso demostrarle "todas las cosas que hace Jessica Cox sin brazos".
La mujer organizó este encuentro de su pequeña con Cox a través de Facebook y esta es la conmovedora imagen del abrazo que ambas se dieron.