Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El abandono y maltrato de animales también podrá conllevar pena de inhabilitación

El abandono y maltrato de animales también podrá conllevar pena de inhabilitaciónPACMA

El abandono o maltrato de animales, y no sólo a los domésticos o amansados, podrá conllevar también la pena de inhabilitación especial de tres meses a un año para el ejercicio de la profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

Se trata de uno de los primeros acuerdos alcanzados durante las negociaciones en el Congreso para reformar el Código Penal, una enmienda pactada entre PP y ERC, y cuya aprobación definitiva está prevista para el jueves o viernes de la próxima semana, según confirmaron a Europa Press en fuentes parlamentarias.
En el texto que el Gobierno remitió el Congreso ya se preveía que el abandono de animales, en condiciones en que pueda peligrar su vida e integridad, se castigue con una pena de multa económica de uno a seis meses.
Ahora se añade a ese artículo 337 del proyecto de ley que tanto en el caso del maltrato, como en el del abandono del animal, "el juez podrá imponer la pena de inhabilitación especial de tres meses a un año para el ejercicio de la profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia" de los mismos.
AMPLIAR LA PROTECCIÓN
En el texto planteado por el Gobierno ya se amplía la categoría de animales objeto de protección, incluyendo a todos los que no vivan en estado salvaje, y ya no sólo se concibe para los domésticos o amansados, como contempla el Código Penal vigente. Con el cambio pactado, la inhabilitación no solo implicará la prohibición de tener otra mascota, sino todo tipo de animal.
Además, el Gobierno aboga por agravar las penas si se hubiera utilizado para el maltrato algún medio de ensañamiento, armas, o hubieran causado al animal la pérdida o inutilidad de algún sentido, órgano o miembro principal, así como si los hechos se hubieran producido en presencia de un menor.
Por otro lado, y según comentaron las mismas fuentes parlamentarias, durante el trámite del Código Penal en el Senado "se intentará" introducir la pena a la zoofilia, un fenómeno que crece cada día más en España, ante la ausencia de regulación.