Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zoido presenta mañana al Congreso medidas "urgentes" contra el aumento de la siniestralidad vial

El ministro del Interior, Ignacio Zoido, comparece este martes 30 de enero en la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso en donde anunciará "medidas urgentes" para frenar el aumento de víctimas en la carretera registrado en 2016.
Se trata de la primera subida contabilizada en esta materia desde el año 2003, de ahí que el PSOE solicitara en la Cámara Baja la presencia del titular de Interior para dar explicaciones. Su comparecencia fue debatida en la Diputación Permanente el pasado 19 de enero fue aceptada por unanimidad por todas las formaciones.
Antes de su presencia en comisión, Zoido se reunió la semana pasada con el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, tras lo cual anunciaba que el martes propondría medidas "urgentes" para reducir la siniestralidad vial.
"Mientras haya víctimas, hay que revisar todas las estrategias", declaró Zoido, quien ha apuntado que su ministerio no busca "ningún tipo de pretexto ni excusa" para comenzar a actuar en esta materia. Además, ha señalado que todas las iniciativas que quiere poner en marcha se consensuarían con las comunidades autónomas.
LA SITUACIÓN DE LA SINIESTRALIDAD EN 2016
El ministro se presenta en la Cámara Baja después de que 2016 se cerrara con 1.160 muertos en las carreteras españolas, lo que supone un aumento de 29 fallecidos (2,6 por ciento más) respecto a la cifra total del año 2015, cuando 1.131 personas perdieron la vida en las vías del territorio español.
Esta cifra también llegó para romper una tendencia a la baja que se venía registrando desde hacía 13 años, ya que desde el año 2003, cuando se contabilizaron 3.399, el número de víctimas había descendido ininterrumpidamente.
Lo que sí se mantenido con respecto a los últimos años es que las vías secundarias siguen siendo las más siniestras: tres de cada cuatro víctimas de tráfico (75%) mueren en estas carreteras. Sin embargo, la DGT destacó, durante la presentación del balance anual de víctimas, una mejora de un 3 por ciento con respecto al año anterior, cuando se rozaba el 80 por ciento de víctimas en estas vías. El turismo sigue siendo el vehículo más mortal (640 fallecidos), junto a las motocicletas (214) y los peatones (118).
En cuanto a las principales causas de siniestros el año pasado, la DGT ha destacado la distracción, en un 28 por ciento de los casos, junto con la velocidad inadecuada (21%), no respetar la prioridad (9%), cansancio o sueño (8%) y no mantener la distancia de seguridad (4%), entre otros. Además, aunque no estén entre las principales, las infracciones por consumo de alcohol y drogas detectadas en 2016 han aumentado con respecto a años anteriores.