Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aplazado el desalojo provisional de Pina de Ebro (Zaragoza)

Aplazado el desalojo provisional de Pina de Ebro (Zaragoza)EFE

La decisión de desalojar de forma preventiva a los vecinos de Pina de Ebro, en la Ribera Baja, ha quedado de nuevo aplazada, debido a que la crecida está bajando con menos fuerza y a que está aguantando el refuerzo que se ha llevado a cabo en una segunda mota, según han informado fuentes del Gobierno aragonés.

Protección Civil, en colaboración con el Ayuntamiento de Pina de Ebro y los técnicos del operativo coordinado por el CECOP, han acordado aplazar la decisión.
Por otra parte, en la Ribera Alta continúa el operativo de vigilancia y control y los vecinos de las localidades afectadas que no habían vuelto a su municipio, como Boquiñeni, ya están accediendo a sus casas.
Limpieza
La presidenta de la Comarca de Ribera Baja del Ebro ha exigido que se levanten motas con la misma altura que en la parte alta del río, ya que antes de llegar a Zaragoza va "encajonado" y "no se lamina", por lo que "abajo tiene que abrirse" y las afecciones pueden ser mayores.
Ha pedido que "se sienten los ingenieros y, si no saben, que digan que no saben", lamentando que "nadie se moja ni nadie dice nada ni hace nada; ese es el problema".
"Me gustaría ver a mí a los ecologistas, esta noche tendrían que haber estado a ver si protegen a la fauna autótrofa del Ebro", ha continuado Felisa Salvador, quien ha defendido una actuación "integral" en el río, "desde que comienza hasta que termina".
Los vecinos de Pradilla (Zaragoza) siguen sacando agua tras regresar a sus hogares
Según ha explicado el alcalde de la localidad, Luis Eduardo Moncín, aunque el nivel ha bajado, "todavía hay agua para días, porque el río tiene que bajar al menos dos metros para que se recupere la normalidad".
"Todavía hay riesgo de inundación porque hay infiltraciones, así que estamos usando bombas para achicar el agua", ha declarado Moncín, que ha asegurado que "aunque lo peor ha pasado, se sigue temiendo dado los metros de altura que aún lleva el río".
Dado que el nivel del agua todavía no ha disminuido lo suficiente, no ha sido posible evaluar los daños que la riada haya podido ocasionar para la agricultura o en las calles de la localidad, ha señalado el alcalde. "En el campo de fútbol y en el parque todavía habrá dos metros y medio", ha indicado, al tiempo que ha asegurado que hay solares en el casco urbano que se encuentran inundados.
Moncín ha hecho especial hincapié en la necesidad de limpiar los ríos para que situaciones como ésta, que también se dieron en 2003 y 2007, no se vuelvan a repetir. "Está visto que si no se limpia y draga el río, por lo menos el casco urbano correrá peligro, si no las personas", ha sentenciado.
Prácticamente la totalidad de los vecinos pudo volver a sus hogares en la mañana del domingo, aunque todavía hay personas que, "al estar más delicadas", permanecen alojadas en la residencia de mayores de Tauste. "Es muy duro estar fuera de tu casa y la gente quería volver y ver cómo estaba todo", ha aseverado Moncín.