Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La campaña #YoTeCreo analiza y denuncia las barreras que impiden creer a las mujeres víctimas de abusos sexuales

La Asociación de Mujeres de Guatemala (AMG) ha presentado este martes en Madrid la campaña #YoTeCreo, basada en el caso real de Ana, una joven mujer agredida sexualmente de forma reiterada por su ex profesor que, cuando finalmente se atrevió a denunciar su testimonio, no fue creída. La campaña busca reflexionar y analizar las barreras que impiden creer la palabra de las mujeres víctimas de agresiones sexuales. "Una historia que se repite por millares en todo el mundo, pero de la que apenas ahora se comienza a hablar", afirman desde la asociación.
Según ONU Mujeres, una de cada diez mujeres ha sido víctima de agresiones sexuales y según datos del Ministerio del Interior de España, las violaciones perpetradas por agresores conocidos representan entre el 70 y el 80%. "Sin embargo, éstas son las que menor repercusión tienen en los medios de comunicación y las que, arropadas por los prejuicios de los operadores jurídicos, se mantienen de manera más flagrante en la impunidad", señalan desde AMG.
Por ello, la protagonista de la campaña #YoTeCreo es Ana, una joven que llegó a España como refugiada desde Guatemala, que cuenta su historia en primera persona. "Me llamo Ana y, hace unos años, fui violada. El agresor, a quien yo conocía, era en ese momento en quien más confiaba. No denuncié inmediatamente; lo cierto es que me costó mucho contárselo a alguien. Primero guardé silencio, tratando de comprender yo sola cómo algo así podía estar ocurriendo. Lloré mucho, me castigué, traté de apartarlo de mi cabeza y, al final, un día, fue incontenible: acudí a dos amigas y les conté lo que pude. El resto, lo que no fui capaz de expresar en palabras, lo dibujé".
Tanto sus dibujos como el relato íntegro se pueden leer en la página web creada para la campaña yotecreo.net, donde Ana cuenta cómo acudió a la Justicia pero tuvo que desistir por sentirse maltratada. "Hoy vuelvo a contar aquí mi historia, con la distancia que da el tiempo, porque sé que hay más mujeres en mi situación a quienes puede llegar este relato y que necesitan saber que creemos en ellas, en su verdad", concluye.
Desde AMG explican que la campaña busca también la reflexión y análisis sobre las barreras que impiden creer la palabra de las mujeres víctimas de agresiones sexuales, especialmente cuando en casos como éste el agresor hace parte del entorno conocido de la víctima. Por ello, la web de la campaña cuenta con una propuesta teórica dedicada a este debate. "Analizar la credibilidad permite desvelar cómo se conforman los prejuicios, por qué la sospecha recae en las víctimas y cuáles son las consecuencias de tomar por verdadera la versión de los agresores", afirman.
Por último, la campaña busca la movilización social para "acompañar virtualmente a las mujeres que no fueron creídas". Para ello, piden a los internautas que suban una foto con el mensaje #YoTeCreo a las redes sociales mostrando su apoyo a todas las Ana.