Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Yemen niega que una niña de 8 años muriera por una hemorragia en su noche de boda

Funcionarios de seguridad y periodistas de la provincia del norte de Yemen, en Hajja, han negado rotundamente la muerte de una niña de ocho años a causa de lesiones internas provocadas por su marido, que le quintuplicaba la edad, en la noche de boda. El periodista que publicó la información insistió en que su historia es verídica y que ahora tratan de "ocultar" el asunto que tanto revuelo ha provocado en los medios occidentales.

La prensa local había publicado este lunes la noticia de la muerte de una niña de ocho años fallecida a causa de las severas lesiones en sus genitales provocadas tras una noche de boda.
La noticia explicaba que la pequeña, llamada Rawan, habría sufrido una hemorragia después de tener relaciones con su marido, un hombre de más de cuarenta años.
La historia provocó la indignación en las redes sociales y en internet, desde donde muchas voces condenaron el incidente y la ley en Yemen que favorece que niñas pobres sean casadas con hombres de edad avanzada con mejor situación económica.
Tras el revuelo, funcionarios locales yemeníes han negado que estos hechos publicados por el portal GulfNews ocurrieran.
El periodista independiente de la provincia, Mohammad Radman, ha insistido en la autenticidad de la noticia y de sus fuentes. Explicó que  los vecinos de la víctima le contaron que la niña estaba muerta y enterrada.
"Creo que los funcionarios están tratando de enterrar la historia ", afirmó Mohammad Radman.
Mosleh Al Azzani , Jefe de Investigación Criminal en el distrito Harradh, donde se supone que el matrimonio ocurrió, dijo a Gulf News por teléfono que él personalmente habló con la niña y su padre, al que le preguntó sobre el incidente.
"Vino con su hija y negó el matrimonio y la muerte de su hija. Tengo las fotos de la niña y se las mostraré a cualquiera".
El responsable policial además, contó que " El  padre de Rawan tiene otra hija casada y un hijo. Estoy dispuesto a llamarlos otra vez si algún  periodista quiere investigar este asunto. ", Dijo,
También confirmó no haber recibido ninguna información del hospital local sobre la muerte de la niña.
Por otra parte, Ahmad Al Qurishi, jefe de la Organización Seyaj de Protección de la Infancia, una organización no gubernamental independiente que defiende los derechos de los niños, dijo a Gulf News que los funcionarios gubernamentales y judiciales en la provincia de Hajja negaron la información sobre el matrimonio y la muerte.
Al Qurishi dijo que su organización realizó su propia investigación y mandó a algunos activistas a la zona, pero "los resultados preliminares revelan que la historia es falsa. "