Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Fortuna, ahora Foners, en venta

El yate Fortuna, el que durante 13 años perteneció a la familia real, símbolo de una época cuelga el cartel de "se vende". Los operarios ultimaban su puesta a punto en Mallorca. El barco ha sido rebautizado. Su nuevo nombre es Foners. El rey renunció al yate hace un año por la crisis y lo recuperaron sus propietarios, empresarios de Baleares. Ahora, el que quiera y pueda podrá pujar para quedárselo. Se prevé venderlo por unos 10 millones de euro, lejos de los 18 millones en los que está valorado. El dinero irá destinado  a fines culturales y benéficos. En breve el yate partirá de la base militar con destino a un puerto deportivo.Allí podrán visitarlo los aspirantes a quedarse con el yate que un día fue joya de la corana.