Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Xunta de Galicia defiende el operativo de extinción del incendio de Verín, en el que participaron 600 personas

Apela a la "unidad" y pide la colaboración de "todos" para acabar con esta lacra
La Consellería do Medio Rural de la Xunta de Galicia ha defendido el "ejemplar" funcionamiento del operativo de extinción desarrollado en el incendio que afecta a los municipios de Verín y Vilardevós y en el que participaron 600 personas.
En un comunicado, el departamento autonómico ha respondido a las críticas de colectivos al dispositivo al dejar claro que este comenzó "solo ocho minutos después de que se detectara el incendio", que afecta ya a más de 1.360 hectáreas.
En concreto, Medio Rural explica que el fuego fue detectado el jueves a las 16,30 horas y que sólo ocho minutos después el personal del dispositivo de extinción "ya estaba en la zona trabajando en su control".
"A las 16,42 horas entraba el primer helicóptero y a las 16,50 horas lo hacían otros dos y dos aviones. Por lo tanto, hablamos de que a las 16,50 había cinco medios aéreos actuando contra el fuego", incide la Consellería.
Asimismo, el departamento autonómico señala que en el día 3 de agosto se produjeron hasta 21 incendios en Galicia, 11 de ellos en Ourense. "Todos ellos fueron controlados rápidamente por el dispositivo anti incendios", explica Medio Rural, que precisa que en el caso de Verín, el viento y el lugar en el que se registró dificultó mucho el trabajo de los brigadistas y que no se pudo hacer nada para frenar su avance.
"Lo que sí se logró fue que no afectara a los núcleos de población", subraya la Xunta, que recuerda que para ello decretó el nivel dos de alerta y se logró detener el fuego a una distancia tal que no se requirió el desalojo de ninguna vivienda.
"PROBLEMA INCENDIARIO"
La Consellería de Medio Ambiente ha recordado, además, que este municipio es una zona en la que se repiten los incendios "año tras año" y en el que "es obvio" que "hay un problema incendiario". Por ello, apela a la "unidad" y pide la "colaboración" de todos para acabar con esta lacra.
A día de hoy, según ha indicado, han trabajado en el operativo cinco técnicos, 58 agentes, 104 brigadas, 68 motobombas, seis palas, 18 helicópteros y nueve aviones. También colaboró la Unidad Militar de Emergencias (UME) y el GES de Laza.