Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El World Pride deja ganancias, pero no tantas como se esperaba

Lo que ha sido una fiesta de disfrute y reivindicación para muchos, hoy es un día duro de trabajo para otros. Madrid se ha despertado llena de residuos tras la gran marcha del World Pride.  Bares, restaurantes, pubs y tiendas han tenido más ganancias de lo habitual estos días, pero reconocen que esperaban más. “No creo que haya sido mucho más que otros años para haber sido el mundial”, expresa un camarero. Los alquileres, dicen, se han notado. Los hoteles estaban la mayoría ocupados y con tarifas altas. Según los cálculos, cada visitante ha gastado 2.000 euros de media.