Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Wingfly, el deporte extremo más peligroso

El fallecimiento de Darío Barrio practicando salto base ha vuelto a colocar a los saltos en caída libre en el punto de mira. El wingfly es uno de los deportes extremos más peligrosos y, en los últimos diez meses, se ha cobrado la vida de, al menos, siete personas, entre ellos Álvaro Bultó.

El famoso cocinero falleció el pasado sábado realizando wingfly, deporte extremo que consiste en saltar en caída libre con un traje que pretende imitar el planeo que realiza un pájaro.
Darío Barrio participaba en el Festival Internacional del Aire que se ha celebrado en el Castillo de Segura de la Sierra, en Jaén, en el que se homenajeaba a Álvaro Bultó, fallecido hace algo menos de un año practicando el mismo deporte.
En uno de estos saltos se pueden alcanzar velocidades superiores a los 200 km/h y, los más osados, llegan a dibujar piruetas y maniobras imposibles para aumentar la adrenalina que sienten en el recorrido de este corto pero peligrosísimo trayecto. E
En los últimos diez meses, este deporte, se ha cobrado la vida de, al menos, siete personas.
Otra modalidad de su variante aún más extrema es el conocido salto base, donde en este caso el vuelo se realiza desde una plataforma fija y en ausencia del uniforme de pájaro.