Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Wert afronta una nueva reunión con consejeros de Educación

Wert en la Conferencia Sectorial de EducaciónEFE

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, afronta una nueva reunión con los consejeros de Educación de las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial con la "esperanza" de que de este encuentro "salga el acuerdo más amplio" posible sobre el anteproyecto de Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). Contra la LOMCE, ha surgido la plataforma 'Stop Ley Wert', impulsada por el exministro de Educación Federico Mayor Zaragoza.

"Nuestra esperanza, nuestro deseo y nuestro compromiso es que de este diálogo salga el acuerdo más amplio de las comunidades autónomas sobre este proceso", declaró el ministro antes de participar en el Pleno del Senado a la sesión de control al Gobierno. Asimismo, Wert destacó que se trata de "un proceso de diálogo largo" en el que, "en buena medida", ya se ha alcanzado un acuerdo con "un buen número de comunidades autónomas" y destacó que se trata de la cuarta Conferencia Sectorial para debatir la LOMCE.
"Lo que confío es que sigamos profundizando, como venimos haciendo, de hecho, en todas las reuniones de la conferencia sectorial, porque nos parece muy importante comprometer en esta reforma a las comunidades autónomas, que al fin y al cabo son las que se encargan de las administraciones educativas, en cuyas manos está la gestión del sistema educativo", subrayó.
Según fuentes del departamento de Wert, el texto que se va a discutir en esta reunión es el mismo que el de la última Conferencia Sectorial del pasado 4 de diciembre, que no estuvo exenta de polémica por la marcha, a mitad de la reunión, de la consellera de Enseñanza catalana, Irene Rigau, que calificó de "inadmisible" la reforma educativa y pidió la retirada del borrador.