Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Apuñalada por la espalda pese a haber denunciado

Cinco fueron las puñaladas que su marido le propinó en la puerta de su casa. Ese día ella le había denunciado ante la Guardia Civil por amenazas que ella mismo grabó. La Guardia Civil le aseguró que detendría a su pareja ese mismo día pero no fue así. La pareja convivió ochos años, dos de ellos casados y tienen dos hijos. Los malos tratos existieron siempre y cuando ella decidió separarse las amenazas se multiplicaron . Su expareja está ya en la cárcel a la espera de un juicio. Ella ahora ha denunciado a la Guardia Civil por saltarse el protocolo de actuación para mujeres maltratadas que casi le cuesta la vida. La Guardia Civil ha abierto una investigación para desvelar lo sucedido.