Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Viento y lluvia se intensificarán el fin de semana en el Mediterráneo y la nieve persistirá en Baleares

El temporal de viento, mar y precipitaciones se intensificará en el Mediterráneo este fin de semana y no remitirá hasta el lunes 23 de enero, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), lo que provocará vientos fuertes, lluvias persistentes y muy mal estado de la mar en el área mediterránea. Por este motivo, la AEMET ha emitido un aviso especial ante este fenómeno meteorológico, cuyo grado de probabilidad es muy elevado, ya que supera el 90%.
En concreto, durante este viernes, se mantendrán las precipitaciones localmente fuertes o muy fuertes y persistentes en Baleares, Comunidad Valenciana y sur de Cataluña, con cotas de nieve relativamente bajas que todavía pueden dar lugar a importantes nevadas en el interior de estas zonas, así como el sur de Aragón, nordeste de Castilla-la Mancha e interior del sureste peninsular, aunque la cota tenderá a subir a lo largo del día. Habrá intervalos de viento fuerte en puntos del litoral, sobre todo en Cataluña y el estado de la mar empezará a empeorar.
El portavoz de la AEMET, Alejandro Roa, ha señalado a Europa Press que la borrasca que está provocando estos días en el Mediterráneo importantes precipitaciones y nevadas en el este peninsular y Baleares, tenderá a profundizarse en las islas Baleares el sábado 21 de enero.
De este modo, este 21 de enero, las precipitaciones y nevadas empezarán a remitir, excepto en Baleares y en puntos del litoral valenciano, donde todavía habrá precipitaciones fuertes y persistentes, aunque la cota de nieve tenderá a ir subiendo por encima de 1.000 metros.
Lo más importante de la jornada será el aumento de la intensidad de viento en Baleares y los litorales de Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia, con rachas que pueden superar los 100 km/h en zonas de Baleares y puntos del litoral sur de la Comunidad Valenciana, y los 80 km/h en el resto de zonas. En general, las temperaturas subirán ligeramente el fin de semana.
OLAS ENTRE 4 Y 7 METROS
En cuanto al estado de la mar, el portavoz ha señalado que será "muy adverso" en las zonas marítimas del Mediterráneo así como en las zonas costeras de Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana y Murcia, con vientos del Noreste fuerza 8, incluso ocasionalmente fuerza 9 en zonas de Baleares, con olas de cuatro a siete metros, correspondiendo la mayor altura de olas a Mallorca y Menorca. En cualquier caso, esta situación tenderá a ir remitiendo a partir del lunes 23 de enero.
En cuanto a Canarias, ha apuntado que el fin de semana podrá llover en el norte de las islas de mayor relieve y que el viento soplará fuerte o muy fuerte en las costas del Mediterráneo y en Baleares.
LA INESTABILIDAD CONTINUA LA PROXIMA SEMANA
Respecto a la próxima semana, ha informado de que el lunes el tiempo seguirá muy inestable en todo el área mediterránea, aunque la intensidad de las precipitaciones comenzará a remitir.
De todas formas, aún se seguirán produciendo precipitaciones en Baleares y en las comunidades litorales mediterráneas, donde nevará por encima de 800 a 1.000 metros en las zonas prelitorales.
En Canarias disminuirá también la probabilidad de que precipite, aunque no ha descartado lluvias ocasionales en el norte de las islas de mayor relieve.
El viento soplará fuerte en las zonas marítimas pero tenderá a amainar y las temperaturas no tendrán cambios significativos. En las zonas marítimas mediterráneas los vientos serán moderados y en el resto, flojos.
Sobre el martes, miércoles y jueves, del 24 al 26 de enero, ha adelantado que serán días de "transición" en los que disminuirá progresivamente la inestabilidad en el Mediterráneo. El martes aún serán probables las precipitaciones débiles o moderadas en Baleares y Melilla y disminuirá la probabilidad de precipitación en el litoral peninsular.
Sin embargo, el miércoles empezará a aumentar la inestabilidad por el noroeste peninsular y serán probables las precipitaciones en Galicia, sobre todo en su extremo occidental, que se extenderán a toda la vertiente atlántica. Las temperaturas descenderán ligeramente y predominarán los tiempos de componente oeste.
Por último, sobre el fin de semana próximo, ha pronosticado que disminuirá la inestabilidad "apreciablemente", aunque todavía existe probabilidad de precipitaciones y nevadas, que serán en general débiles y dispersas, en zonas de montaña de la mitad norte y, con más probabilidad en el litoral atlántico de Galicia, Cantábrico oriental y Pirineos. Las temperaturas seguirán sin cambios importantes.