Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Víctimas del Alvia rechazan las conclusiones de la Comisión por ser "juez y parte"

Así descarriló el tren de SantiagoInformativos Telecinco

Las víctimas del accidente ferroviario de Angrois del pasado 24 de julio rechazan las conclusiones emitidas por la comisión de investigación de accidentes ferroviarios (CIAF), dependiente del Ministerio de Fomento, al criticar que "no se puede ser juez y parte" y, por tanto, negarle a este órgano la independencia que le exige la normativa europea.

Los portavoces de las dos asociaciones de perjudicados, Plataforma Víctimas Alvia 01455 y Apafas, Teresa Gómez-Limón y Cristóbal González, respectivamente, reclaman tener en cuenta frente a este informe los documentos preliminares emitidos por peritos a petición del juez que instruye la causa, Luis Aláez.
Y es que los informes aportados por dos ingenieros de telecomunicaciones --uno de la Xunta, nombrado perito judicial, y otro por parte de la aseguradora de Renfe-- y el profesional designado por el abogado del maquinista coinciden en denunciar que en la línea Ourense-Santiago existían deficiencias en la seguridad que no fueron subsanadas por el administrador de infraestructuras ferroviarias (Adif).
Así, Teresa Gómez-Limón, portavoz de la Plataforma Víctimas Alvia 01455 y diputada del PP en la Asamblea de Madrid, ha recordado que el colectivo al que representa ya denunció desde un principio a la CIAF como "no válida", pues "los miembros que la componen han estado o están vinculados a Renfe o empresas satélite". "Son nombrados por la ministra de Fomento. No es una comisión independiente tal como dice la directiva europea", incide.
Gómez-Limón ha resaltado que los perjudicados del siniestro ferroviario registrado en Santiago en julio del año pasado se sienten "indignados" por el hecho de que las conclusiones de este organismo "se presenten como válidas y en cambio no se dé credibilidad a los informes de los peritos". "Nos parece un desprecio a las víctimas", subraya.
A su juicio, la comisión mantiene la "tesis del Gobierno desde el principio, porque un culpable tenían que buscar", en alusión al maquinista.
Al respecto, advierte que, "sin quitar la parte de responsabilidad que pueda tener el maquinista, que lo dijo desde el minuto 1, se sabe que hay muchos más responsables". "Lo ha dicho el juez y lo han dicho los peritos", incide, antes de lamentar que el fiscal --que ha recurrido las imputaciones de responsables de Adif-- "obedece órdenes".
Así las cosas, Gómez-Limón manifiesta su confianza tanto en el actual juez como en el que le relevará al frente de la investigación del descarrilamiento en los próximos días, pero resalta que "el problema es que están las cortapisas que pone el Gobierno" y avisa de que las víctimas seguirán "luchando" ante estas "dificultades".
De esta forma, avanza una visita al Parlamento Europeo a cuyos miembros preguntarán si España "está cumpliendo" sus obligaciones en materia de circulación ferroviaria. "A lo mejor la tienen que volver a multar, porque no es un organismo independiente", augura, sobre la comisión de investigación de accidentes ferroviarios.
Mientras, desde la Asociación de Perjudicados por el Accidente Ferroviario del Alvia (Apafas), su portavoz, Cristóbal González, ve "totalmente injusto" el veredicto de la CIAF, al considerar que está compuesto por 266 folios que "se podrían refundir en una sola hoja" en la que se indicase como "única causa" el despiste del maquinista.
González censura que los miembros de esta comisión no cuestionen ni valoren "ningún otro elemento" al margen del conductor, como sí lo han hecho los informes periciales. Cuestiona, en este extremo, que al documento de la CIAF se le vaya a dar "el mayor peso" cuando, desde su punto de vista también, "no responde a la independencia" que se le requiere. Está "totalmente vinculada a quien depende", subraya.
El portavoz de Apafas insiste en que "este accidente se podría haber evitado" y, sobre el sistema de control de velocidad ERTMS y el hecho de que la comisión constate que de haber estado activado a bordo del tren el maquinista tendría que haber activado un botón, reprueba que no extraiga de ello "ninguna responsabilidad".
Así, lamenta que "quien está aplaudiendo o frotándose las manos --con el informe de la comisión-- es el fiscal". "Con este informe se avala su tesis de que no hay culpa por parte de los miembros de Adif", constata.
Además, González se pregunta "por qué los otros --informes-- reconocen la inexistencia o deficiencia de los sistemas de seguridad y esta dice que no", antes de denunciar que "están jugando con la vida de las personas".
La CIAF, añade, "se tropieza con su propia tesis" al incluir una serie de recomendaciones como revisar el sistema de comunicación y reforzar la señalización en la vía. "Si la única causa del accidente fue el maquinista, no habría que tocar nada", llama la atención.