Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

C. Valenciana se coordina con otras CC.AA para recurrir las 'reválidas' y se prorrogue la Selectividad un año

La Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte que dirige Vicent Marzà se está coordinando con el resto de autonomías para acordar una reunión para tratar las actuaciones a emprender frente a las evaluaciones finales previstas en la LOMCE de forma conjunta.
Su intención es recurrir el decreto del 29 de julio que da luz verde a las 'reválidas' para los alumnos de 4º de ESO y 2º de Bachillerato para este curso 2016/2017 y pedir que las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) se prorroguen un año más para los alumnos de Bachillerato.
Así lo ha avanzado este martes el secretario autonómico de Educación e Investigación, Miquel Soler, en declaraciones a los medios tras salir al encuentro de la Plataforma en Defensa de l'Ensenyament Públic, a cuyos representantes ha recibido después de que se concentraran a las puertas de la Conselleria para reclamar "más participación" en las políticas educativas que se están desarrollando, así como un acuerdo de legislatura, con objetivos, plazos y presupuesto.
Ambos han coincidido en su rechazo a las 'reválidas' del Ministerio de Educación. La Plataforma está en contacto con las organizaciones de ámbito estatal para acordar las primeras movilizaciones en contra, que podrían ser en octubre, ha avanzado su portavoz, Marius Fullana, que no ha descartado la posibilidad de una huelga convocada por alumnado, profesorado y Ampas.
Por su parte, Soler se ha mostrado "muy preocupado" por la situación de los alumnos, ya que aunque la 'reválida' de 4º de ESO no tiene efectos académicos este año, la de 2º de Bachillerato sí que será necesaria para acceder a la universidad.
El secretario autonómico ha lamentado que "los alumnos han cursado ya 1º Bachillerato sin saber cómo va a ser la prueba". "Es una barbaridad" que deja a los estudiantes en una "situación de indefensión", ha alertado.
No obstante, Soler ha querido transmitir un mensaje de "tranquilidad" a los alumnos, a quienes ha garantizado que "la Conselleria estará a su lado" y hará "todo lo posible" para sacarles de esta situación.
Según ha recordado, cuando se conoció el decreto del 29 de julio, el conseller valenciano, Vicent Marzà, pidió junto a otras once autonomías que se convocara la Conferencia Sectorial de Educación. "No hemos recibido respuesta del ministerio", ha censurado. La posición del Gobierno valenciano "es clara", ha subrayado, para añadir que "las reválidas no sirven para evaluar a los estudiantes" y suponen "una desconfianza absoluta en el profesorado que está evaluándolos todo el año".
Por ello, ha propuesto que se derogue el decreto, se paralice la aplicación de las reválidas y que este año los alumnos hagan la PAU, que se prorrogue un año más hasta que se defina el marco general del estado". En su opinión, "no puede ser que el ministro --en funciones, Méndez de Vigo-- diga que no pueden derogar un decreto pero sí puedan publicarlos".