Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un estudiante por instalar una cámara en un aseo para mujeres

cámara en un aseo para mujeres,aseo para mujeres, voyeuristaPolicía

Un alumno de la Universidad de Extremadura ha sido detenido por presuntamente instalar una cámara oculta en un aseo femenino con la que grabó al menos a dos mujeres haciendo uso del mismo y a si mismo, lo que facilitó su identificación y posterior detención. El hombre de 40 años colocó un móvil camuflado junto a los retretes para grabar a las personas que usaran los servicios.

Las investigaciones se iniciaron cuando el decano de la facultad se puso en contacto con los responsables de Participación Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía de Extremadura para denunciar los hechos.
El arresto del detenido, al que le ha sido imputado un delito contra la intimidad y la propia imagen, ha sido posible gracias al hallazgo, por parte de una de las empleadas del servicio de limpieza del centro universitario de Extremadura, de un teléfono móvil camuflado en el interior de un envase de zumo, que había sido colocado junto al retrete.
Tras conseguir el encendido del teléfono móvil, el cual se encontraba sin batería, se procedió al visionado de las imágenes, pudiendo comprobar cómo, al menos, habían sido grabadas dos mujeres mientras realizaban sus necesidades fisiológicas, según ha informado la Policía Nacional en una nota de prensa.
Se da la circunstancia de que en la grabación también aparecía la imagen del sujeto que había colocado el terminal en los aseos de mujeres, que pudo ser plenamente identificado y detenido como presunto autor de un delito contra la intimidad y la propia imagen.
Tras la detención, se practicó un registro en su domicilio al objeto de comprobar la existencia de otras grabaciones que pudiera tener almacenadas en cualquier tipo de dispositivo. El autor de los hechos es un hombre de 40 años, alumno de la facultad en la que sucedieron los hechos.
La investigación ha sido desarrollada por agentes de la Delegación de Participación Ciudadana y de la Brigada de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Extremadura.