Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El investigador de la Universidad de Navarra Carlos Centeno, nombrado miembro de la Pontificia Academia para la Vida

El director de medicina paliativa en la Clínica Universidad de Navarra e investigador principal del programa 'Atlantes: Dignidad Humana, Enfermedad Avanzada y Cuidados Paliativos', del Instituto Cultura y Sociedad (ICS), Carlos Centeno, ha sido nombrado miembro correspondiente de la Pontificia Academia para la Vida.
Así lo ha dado a conocer este jueves 8 de septiembre la Universidad de Navarra, que ha detallado que Centeno es doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valladolid, especialista Universitario en Bioética y Máster en Medicina Paliativa.
Asimismo, la institución ha apuntado que el investigador realizó la especialidad de Oncología Radioterápica en el Hospital Universitario de Valladolid, donde participó en la puesta en marcha del primer equipo de cuidados paliativos de Castilla y León. También fue investigador clínico de la Universidad de Alberta, en Canadá (1998).
En relación con su actividad divulgativa, la Universidad ha apuntado que Centeno es autor de más de 110 trabajos publicados en revistas nacionales e internacionales sobre temas relacionados con los cuidados paliativos. También ha publicado un Manual de Medicina Paliativa para estudiantes y un Atlas de Cuidados Paliativos en Europa y otro de Latinoamérica.
Por otro lado, como profesor titular de Medicina Paliativa, ejerce la docencia en la Facultad de Medicina y otros centros de la Universidad de Navarra, además de en varias instituciones de España, Italia y Portugal.
Sobre la Pontificia Academia para la Vida, la institución ha recordado que fue creada por el Papa Juan Pablo II en febrero de 1994, definida por la carta apostólica Vitae Mysterium y con el objetivo de la "promoción y defensa de la vida humana, especialmente en relación con la bioética según la moral cristiana".
Finalmente, ha destacado que otros tres expertos de la Universidad de Navarra pertenecen a esta Academia: la investigadora visitante del programa Atlantes, Nunziata Comoretto; el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública e investigador principal del proyecto 'Educación de la afectividad y de la sexualidad humana' del ICS, Jokin de Irala; y Gonzalo Herranz, profesor de Humanidades Biomédicas de la Facultad de Medicina.